We harness the energy from non-recyclable waste

News

30Nov

La planta incineradora de Zabalgarbi refuerza su colaboración con Alonsotegi

EL CORREO

Aunque afincada en suelo de Bilbao, por proximidad la planta incineradora de basuras de Zabalgarbi es una vecina más de Alonsotegi desde su apertura en junio de 2005. Para estrechar más los lazos con la localidad encartada, ayer sus responsables firmaron un convenio de colaboración con el Ayuntamiento, que para 2018 prevé destinar 20.000 euros en ayudas dirigidas a impulsar iniciativas culturales, deportivas y de promoción económica, así como para financiar a asociaciones, colectivos y empresas del municipio. El objetivo es ir profundizando y ampliando este acuerdo en próximos años. «Siempre nos hemos intentado acercar a Alonsotegi y atender las demandas que nos llegaban. Un tercio de nuestra plantilla pertenece a esta zona», explicó ayer durante la firma del convenio el director general de Zabalgarbi, Mikel Huizi. Según apuntó, actualmente las instalaciones generan 70 puestos directos y 98 indirectos. Huizi señaló que el efecto que la planta tiene en el municipio se hace evidente en el día a día, y especialmente durante las paradas anuales, como la prevista para mayo del próximo año. «En ellas abordamos un gasto de entre 3 y 4 millones de euros y el flujo de personas que llega a entrar en nuestra fábrica es de 620. La hostelería del municipio nos pregunta con mucho interés cuándo se va a celebrar la siguiente», remarcó. El alcalde de Alonsotegi, Joseba Urbieta, destacó que se trata de un acuerdo «beneficioso para el pueblo» que supone un punto de partida. «Poco a poco llegaremos a firmar algún convenio diferente y mejor», avanzó. Además, recordó la colaboración de Zabalgarbi en algunos de los eventos que se celebran durante el año como los recientes premios Alonsotegitik-Alonsotegira, o la fiesta de las flores en mayo. «En el pueblo colaboran con casi todas las asociaciones», afirmó, si bien apuntó que el acuerdo permitirá que estas ayudas sean más «ordenadas», y en el futuro posibilitarán la puesta en marcha de nuevas iniciativas. Comarca prioritaria Huzui recordó la participación del 20% que la Diputación tiene dentro de la planta de Zabalgarbi. «Este convenio también lo queremos hacer extensivo a la zona que en este momento se ha nombrado como prioritaria, Las Encartaciones. La primera parada es Alonsotegi», añadió. A través del tratamiento de 225.000 toneladas de residuos sólidos urbanos no reciclables, la planta produce más de un 30% de toda la electricidad que se consume durante el año en los hogares vizcaínos. Su director general remarcó ayer su compromiso de permanencia en la zona y su responsabilidad con la sociedad vasca. De esta manera, Huizui incidió en que el acuerdo de ayer supone «un marco regulado, normalizado y canalizado a través del Ayuntamiento» para atender esa responsabilidad social corporativa, e hizo referencia a dejar reflejado en él la implicación de Zabalgarbi en la búsqueda de un empleo cualificado.
18May

Zabalgarbi se ha convertido en la primera planta de valorización energética de Europa que recibe la calificación “HPR” (Highly Protected Risk)

ZABALGARBI

La mutua norteamericana FM Global otorga esta certificación a las empresas y plantas que realizan la gestión más excelente para mitigar los riesgos inherentes a su actividad, especialmente enfocados en la prevención de daños materiales. La planta de valorización energética de residuos de Bizkaia, Zabalgarbi, ha visto reconocido el trabajo constante y de mejora continua que viene realizando desde que, en junio de 2005, se pusiera en marcha su instalación. En este caso, el reconocimiento tiene lugar en el ámbito asegurador, en relación con la mitigación y minimización de los riesgos inherentes a su industria. La mutua norteamericana, Factory Mutual Global, ha otorgado a Zabalgarbi la categoría de HPR, acrónimo de “Highly Protected Risk”, o riesgo altamente protegido. Vince Reyda, CEO de FM Global - EMEA (Europa, Oriente Medio y Africa), ha hecho entrega de este reconocimiento a Mikel Huizi Leiza, Director General de Zabalgarbi, en las propias instalaciones de la planta. FM Global es una aseguradora americana con 180 años de historia, líder en Riesgos Industriales y que cubre un tercio de las empresas incluidas en la lista Fortune 1000. Esta mutua otorga la calificación “HPR” a las empresas y plantas que realizan la gestión más excelente para mitigar los riesgos inherentes a su actividad, especialmente enfocados en la prevención de daños materiales. En 2010, a través de la colaboración con la correduría Willis Towers Watson, FM Global se interesó por el proceso que se realiza en la gestión de residuos en la planta de Zabalgarbi. Para ello, desplazó en varias ocasiones a sus ingenieros, con el objetivo de que evaluaran el plan contra incendios, los riesgos generales y los especializados en equipos de generación de electricidad. Tras un exhaustivo análisis, la aseguradora norteamericana valoró la alta exigencia de la planta en todos los frentes de gestión medioambiental, prevención de riesgos  laborales y óptimo cuidado y estado de conservación de sus instalaciones, en una planta con una disponibilidad muy elevada (en torno a las 7.800 horas anuales de funcionamiento). Como consecuencia de todo ello, FM Global ha reconocido a Zabalgarbi con lo que la aseguradora cataloga como riesgo altamente protegido, con la calificación de HPR (Highly Protected Risk). Dado que FM Global es el primer referente mundial en el sector asegurador en materia de prevención de riesgos, su certificación es reconocida como un elemento diferenciador de las empresas que gestionan con las mejores prácticas los riesgos de sus instalaciones. Es de destacar que Zabalgarbi es la primera planta de valorización energética de la Europa Continental que obtiene este certificado (en Bélgica, Francia y Reino Unido FM Global asegura 7 incineradoras similares y ninguna de ellas tiene el certificado HPR). El concepto de “Highly Protected Risk” se basa en la aplicación de los mayores estándares de prevención y de protección, reduciendo al máximo la probabilidad de un siniestro. El objetivo es asegurar que la instalación −en este caso Zabalgarbi− minimice el riesgo de interrupción de la actividad, en relación con posibles incendios, incidentes en planta y pérdidas de bienes. Para obtener el certificado HPR es necesario, entre otros:
  • La adopción de todas las medidas de protección necesarias para reducir la gravedad de las posibles pérdidas, incluyendo desastres naturales en el caso de que se produjeran, a pesar de todos los controles implementados (las pérdidas totales de una planta certificada HPR son 10 veces menores a las de una planta que no disponga de esta certificación).
  • Una alta calidad de diseño y de equipos.
  • Cumplimiento integral de los códigos y normas legales de seguridad y prevención.
  • Aplicación de todos los programas de prevención necesarios para reducir la frecuencia de pérdidas.
  • Evaluación preliminar de riesgos y estudios formales de identificación y mitigación de riesgos.
  • Protección de todas las áreas de la instalación con rociadores automáticos y suministro de agua fiable/constante.
  • Una correcta distribución de la planta, que permita reducir los riesgos de manera significativa e impedir pérdidas de bienes e interrupciones de negocio.
  • Sistemas automáticos de Protección contra Incendios (bombas de agua, etc).
La obtención del reconocimiento HPR conlleva la suscripción de seguros con las máximas coberturas y en las condiciones más ventajosas (menores primas y franquicias), ya que queda acreditado que la instalación cumple con los más altos estándares de la industria para la protección de la propiedad.
30Nov

El Comité Europeo de las Regiones pide evitar que residuos acaben en vertedero y convertirlos en energía

ABC

El pleno del Comité Europeo de las Regiones (CdR) defendió hoy la transformación de los residuos en energía como una herramienta necesaria hacia una economía circular sostenible y llamó a evitar el uso de vertederos y de plantas de incineración de residuos ineficientes. En un dictamen aprobado hoy en la sesión plenaria del CdR, los miembros de esta entidad pidieron tener en cuenta la jerarquía de gestión de los residuos, que sitúa evitar su generación como la opción más recomendable, seguida de su reutilización, su reciclaje y, por último, su almacenamiento en vertederos. "Convertir residuos en energía (...) puede evitar el uso de vertederos y contribuir a la oferta energética", indicó el CdR en un comunicado, si bien el dictamen coloca como prioridad evitar que esos residuos se generen en primer lugar. La ponente del dictamen, la socialista húngara Kata Tuttö, destacó que los tratamientos modernos para convertir residuos permiten transformarlos en electricidad, calor o biogás. "Almacenar residuos en vertederos es lo peor que podemos hacer, porque desechamos cosas que pueden ser reutilizadas, recicladas o transformadas en energía", subrayó Tuttö, que además es concejal del ayuntamiento de Budapest. El dictamen señala que las autoridades locales y regionales son a menudo responsables por la gestión de residuos, por lo que desempeñan un papel importante en alcanzar los objetivos comunes a nivel europeo en este ámbito y en implementar el paquete de economía circular, que apuesta por la reintroducción de los residuos en la cadena de valor. Así, los miembros del CdR se mostraron a favor de "envíos" de residuos entre Estados miembros con el objetivo de transformarlos en energía, siempre que "evite o reduzca" el uso de vertederos y ayude a aprovechar mejor las infraestructuras de incineración de residuos. A raíz de una preocupación sobre qué nivel de gobierno debe asumir los costes de la gestión de residuos, que habitualmente recae en los entes locales, el CdR pidió a la Comisión Europea que asegure que los Estados miembros tienen en cuenta a las autoridades regionales en el diseño de este tipo de estrategias. "Una política de gestión de residuos ambiciosa es posible incluso a gran escala y genera beneficios rápidamente, tal y como se demuestra a nivel local", concluye el comunicado.
29Nov

Zabalgarbi. El Gobierno Vasco y 25 empresas vascas se integran en un iniciativa para luchar contra el cambio climático

EL DIARIO NORTE

Un grupo de 25 empresas han manifestado públicamente su compromiso contra el cambio climático a través de la iniciativa 'Comunidad #PorElClima', en un acto de reconocimiento celebrado este miércoles en Vitoria. La entrega de la distinción que se ha concedido a estas empresas se ha celebrado en Vitoria, en un acto al que han asistido un centenar de personas representantes de empresas, administraciones públicas, centros tecnológicos y compañías del sector ambiental agrupadas en el Cluster ACLIMA. El presidido, por el lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha iniciado con la intervención del consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola, quien ha aprovechado la oportunidad para recordar la reciente presencia del Gobierno Vasco en la cumbre del clima de Bonn (Alemania). El Ejecutivo autonómico destacó en dicho encuentro la reducción del 24% alcanzada por Euskadi en la emisión de gases de efecto invernadero desde 2005, según ha recordado Arriola. El consejero de Medio Ambiente ha anunciado algunas de las medidas que adoptará su Departamento en materia de cambio climático. El Gobierno autonómico continuará apoyando la generación de conocimiento y la realización de proyectos de adaptación al cambio climático. Arriola ha destacado los resultados alcanzados con la convocatoria de ayudas Klimatek, y ha anunciado la puesta en marcha del registro de iniciativas voluntarias de cambio climático de reducción y absorción. Arriola se ha referido al "liderazgo" que Euskadi está adquiriendo en materia de cambio climático en el ámbito de las comunidades autónomas. "Se trata una apuesta transversal de todos los todos los departamentos y sociedades públicas del Gobierno Vasco que se refleja en sus planes y programas más relevantes", ha asegurado. El acto ha concluido con la entrega al lehendakari Iñigo Urkullu del diploma de adhesión del Gobierno Vasco a esta iniciativa. El lehendakari ha agradecido al director de Ecodes el reconocimiento recibido, y ha reiterado el compromiso del ejecutivo para "integrar la mitigación y adaptación al cambio climático en la planificación pública". Además, ha subrayado la importancia de "impulsar la acción ejemplarizante y coordinada de la Administración para lograr la transformación hacia una sociedad baja en carbono". El lehendakari ha manifestado su apoyo a la innovación y al desarrollo tecnológico que permitan la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, y ha recordado la necesidad de "favorecer la corresponsabilidad de todos los agentes de la sociedad vasca en las acciones de mitigación y de adaptación". Adhesiones La comunidad #PorElClima es una iniciativa promovida por la Plataforma Española de Acción Climática, a la que se han adherido 2680 personas y entidades. A través de esta iniciativa se propone un marco de cooperación público-privada para lograr el cumplimiento de los acuerdos suscritos en París mediante la participación y alineamiento de las estrategias climáticas de las empresas con las acciones que se desarrollen desde el gobierno. La Plataforma está integrada por la Oficina Española de Cambio Climático, el Grupo español para el Crecimiento Verde, la Red Española de Pacto Mundial y Ecodes, como secretaría ejecutiva de la Comunidad #PorElClima. El director de Ecodes, Victor Viñuales, ha afirmado que combatir el cambio climático es "la tarea de nuestra generación". "Podemos hacerlo y sabemos cómo hacerlo, pero hay que movilizar las energías de todos los actores económicos, de todas las instituciones, de todas las personas", ha manifestado. Las empresas que han recibido esta distinción por su compromiso con el medio ambiente son Aclima, Basque Environment Cluster, Cementos Lemona, Cementos Rezola, Deydesa 2000, Dyman Ingenieria, Ecotres. Eroski, Euskatel, Factor Co2, FCC Ambito, Ferrovial Servicios, Ik Ingeniería, Indumetal Recycling, Irisens, Mirandaola, Ondoan, Koop.S., Ormazabal Corporate Technology, Sader,Siemens Gamesa, Tecexsa, Tecnimap, Tradebe,Zabalgarbi y Zicla.
29Nov

Etiopía construye la primera planta de valorización energética de África

GESTORES DE RESIDUOS

Durante medio siglo, el vertedero de Koshe ha sido el único vertedero de Addis Abeba. A medida que la ciudad se expandió, el vertedero -que solía estar en las afueras de la capital etíope- se ha convertido en parte del paisaje urbano, extendiéndose sobre un área del tamaño de 36 campos de fútbol y atrayendo a cientos de recicladores que se ganan la vida basura recuperada. A principios de este año, un deslizamiento de tierra en el vertedero mató a 114 personas, lo que provocó que el gobierno declare tres días de duelo. Pero una nueva planta de valorización energética de los residuos, convertirá las basuras en energía, transformará y revolucionará el enfoque de toda la ciudad para lidiar con los desechos. La planta, que comenzará a operar en enero, incinerará 1.400 toneladas de residuos al día, es decir, aproximadamente el 80% de la basura de la ciudad, mientras abastece a Addis con el 30% de las necesidades eléctricas domésticas y cumple con los estándares europeos de emisiones atmosféricas. La instalación, que es el resultado de una asociación entre el Gobierno de Etiopía y un consorcio de empresas internacionales, es la primera de este tipo en África. "El proyecto Reppie es solo uno de los componentes de la estrategia más amplia de Etiopía para abordar la contaminación y adoptar la energía renovable en todos los sectores de la economía", dijo Zerubabel Getachew, representante permanente adjunto de Etiopía ante las Naciones Unidas en Nairobi. "Esperamos que Reppie sirva como modelo para otros países en la región y en todo el mundo". En este tipo de plantas, la basura se quema en una cámara de combustión. El calor resultante se utiliza para hervir agua hasta que se convierte en vapor, que impulsa un generador de turbina que produce electricidad. En ciudades donde la tierra es escasa, la valorización energética de los residuos genera un cuádruple beneficio: evita la acumulación de residuos en vertederos,genera electricidad, evita la liberación de sustancias químicas tóxicas en las aguassubterráneas y reduce la liberación de metano, uno de los gases de efecto invernadero generados en los vertederos. La incineración de desechos es un recurso habitual en toda Europa, donde casi un cuarto de todos los desechos sólidos municipales son incinerados. Solo Francia tiene 126 plantas de valorización energética, mientras que Alemania tiene 99 e Italia 40. Al igual que sus contrapartes europeas, la planta Reppie opera dentro de los estrictos límites de emisión de la Unión Europea. La planta adopta una moderna tecnología de tratamiento de gases de combustión para reducir drásticamente la liberación de metales pesados y dioxinas producidas por la quema. El proyecto es el resultado de una asociación entre el Gobierno de Etiopía y un consorcio de empresas internacionales: Cambridge Industries Limited (Singapur), China National Electric Engineering y Ramboll, una empresa de ingeniería danesa. https://www.youtube.com/watch?v=dn2wZtigLDQ&feature=youtu.be
25Nov

Zabalgarbi. Las empresas ligan la responsabilidad social corporativa a la competitividad

DEIA

Las empresas consideran hoy en día a la denominada responsabilidad social corporativa (RSC) como un elemento clave de competitividad y un factor determinante en el desarrollo sostenible, según se desprende de las intervenciones de responsables de importantes compañías como la siderúrgica Arcelor Mittal, la energética Bahía de Bizkaia Gas (BBG), la alimentaria Coca-Cola y la empresa de valorización de residuos Zabalgarbi, en el transcurso de una jornada organizada por DEIA sobre la RSC: Modelos de gestión para empresas e instituciones celebrada ayer en el recinto del bilbaino Azkuna Centroa. La antigua Alhóndiga acogió un foro en el que intercambiaron sus experiencias Xavier González, coordinador de Responsabilidad Corporativa de Arcelor Mittal España; Mikel Huizi, director general de la empresa Zabalgarbi; Guillermo González, director general de BBG, y Gonzalo Márquez, gerente de Comunicación Area Norte de Coca-Cola European Partners, así como el viceconsejero de Función Pública del Gobierno vasco, Andres Zearreta, que además de acercar el tema a la administración pública, clausuró la jornada que fue presentada por la coordinadora de Redacción de DEIA, Susana Martin Oxinalde. La RSC también conocida como responsabilidad social empresarial (RSE) o inversión socialmente responsable, se define como la contribución activa y voluntaria a la mejoría social, económica y medioambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo final de mejorar su situación competitiva, valorativa y su valor añadido. Uno de los objetivos fundamentales de la citada RSC es contribuir a implantar un desarrollo sostenible aplicando medidas que van más allá de los requerimientos mínimos legales. La responsabilidad social corporativa va más lejos del cumplimiento de las leyes y las normas, algo que se da por supuesto, según destacaron los ponentes, y su estricto cumplimiento. En este sentido, la legislación laboral y las normativas relacionadas con las regulaciones medio ambientales son el punto de partida. Todos los ponentes coincidieron en destacar que el trabajo de RSC tiene que tener un objetivo “a largo plazo”, tal y como destacó Gonzalo Márquez. También dejaron claro que las empresas están para ganar dinero “pero no de cualquier forma”, resaltó Guillermo González. Un aspecto a resaltar en el que coincidieron es que la responsabilidad social corporativa “no es filantropía, ni una mera herramienta de comunicación” y tiene que estar integrada en la actividad normal de negocio de la compañía en cuestión. Una de las razones es que “hacer bien las cosas en las empresas nos ayuda a ser más competitivos” afirmaron Xavier González, de Arcelor Mittal, y Guillermo González, de BBG. TAMBIÉN EL MEDIO AMBIENTE Mikel Huizi, de Zabalgarbi, coincidió con otros ponentes en afirmar que un elemento destacado en la labor de responsabilidad social corporativa pasa “por aumentar la calidad del medio ambiente, por ser más ecológicos y más comprometidos con la sociedad”. En este sentido, las empresas, tanto las más grandes y multilocalizadas, como las más pequeñas y locales, afirmaron que otro pilar básico de su actuación en el área de RSC pasa por interactuar localmente con la sociedad en la que están implantadas. El reciclaje y la sostenibilidad son elementos que no pueden fallar en la actividad de una empresa moderna que apuesta por una responsabilidad social corporativa que pone a las personas en el centro de una actuación guiada por principios éticos. El viceconsejero vasco de Función Pública, Andres Zearreta, acercó la labor de las instituciones públicas en el área de la RSC señalando que el mismo programa del Gobierno vasco 2016-2020 recoge una serie de actuaciones que tienen como objetivo el mejor ejemplo de responsabilidad que no es otro que “propiciar el desarrollo humano sostenible”. Según Zearreta hay dos pilares básicos de la actuación gubernamental como son “el crecimiento sostenible y el equilibrio social” que forman parte del tema que se habla. Para el viceconsejero no hay que olvidar que el propio Gobierno vasco es, a estos efectos, “una empresa socialmente responsable o eso se pretende” que propicia la transparencia, -un aspecto que destacaron todos los ponentes-, la participación ciudadana, la eficiencia y la buena gobernanza.

Did you know…

Zabalgarbi, S.A.

Artigabidea, 10

48002 Bilbao

Bizkaia

Phone number: 94 415 52 88

Fax: 94 415 19 69