We harness the energy from non-recyclable waste

News

10May

Waste-to-Energy and decarbonisation in the EU

ESWET

The certification of carbon removals by the European Commission is a positive first step in the successful implementation of carbon capture, storage and utilisation (CCUS) technologies in Europe. The specificities of all sectors, including Waste-to-Energy, should be taken into account as to ensure the achievement of the 2050 carbon-neutrality objectives. For Waste-to-Energy, the integration of CCUS is an extra-step towards decarbonisation. Indeed, capturing and permanently storing biogenic CO2 can “enable waste to be a net-zero or even net-negative emissions energy source”, as acknowledged by the latest IPCC report (2022). While projects in the sector – in Oslo and Copenhagen, to name a few – have been developing at a fast pace over the last few years, showing that the technology is mature, a comprehensive regulation at EU level is still missing in the successful implementation of CCUS in Waste-to-Energy plants. To allow the Waste-to-Energy sector to fully contribute to the EU decarbonisation efforts, ESWET calls for the carbon removal certification to:
  • Establish a clear legislative framework with no contradiction with other decarbonisation instruments
  • Facilitate the access to EU funding for Waste-to-Energy to integrate carbon capture, especially for large-scale plants
  • Provide business case and financial incentive for removals of both fossil & biogenic CO2
A solid certification scheme will also enable the development of the full value chain, including carbon transport, storage and utilisation. Indeed, as more financial support is needed to ensure the full-scale deployment of infrastructure in Europe and ensure the effectiveness of carbon removals, clear regulation will provide visibility to investors and facilitate new projects. Waste-to-Energy plants already act as carbon sinks by providing heat and electricity, diverting waste from landfills and recovering metals and minerals from incineration bottom ash. Moreover, due to the heterogeneous composition of the non-recyclable waste treated, about 50% of the emissions emitted by the plants are of biogenic origin, meaning from biomass. The integration of CCUS will allow these plants to turn into carbon-negative emitters.
25Apr

Enterramos energía barata y compramos energía muy cara

CINCO DÍAS

Nos encontramos en un momento de gran emergencia. Es necesario dejar atrás la época en que las opiniones y prejuicios retrasaban las decisiones basadas en datos y ciencia, especialmente en todo lo relativo a energía, recursos y medio ambiente. En el este de Europa, Alemania o países nórdicos, se está debatiendo acerca de la ética de seguir comprando gas a Rusia financiando su guerra, u optar por cortar el suministro y provocar una enorme crisis en la propia industria. Y sí, hablo fundamentalmente de la industria, ya que, en la mayoría de las ciudades de esta zona de Europa, el suministro de calefacción a los ciudadanos se realiza a través de redes de distrito, que son tuberías que distribuyen el calor a los radiadores de los hogares (de la misma manera que los cables distribuyen la electricidad). Este calor, desde hace muchos años y en su mayoría, proviene de una fuente autóctona, fiable y neutra en carbono que es la valorización energética de los residuos urbanos que no se pueden reciclar, es decir, transforman su basura en electricidad, vapor o agua caliente para uso domestico o industrial. La energía generada en Europa a través del tratamiento de los residuos no reciclables representa unos 40.000 gwh de electricidad que aprovechan 18 millones de ciudadanos, y que al precio actual de la energía supone un ahorro de unos 13.000 millones de euros. Además, 15 millones de habitantes reciben calor en sus hogares gracias a los 90.000 gwh generados con el tratamiento de estos residuos, sin tener que depender del precio del gas o el barril de petróleo. En este momento viene a colación citar las palabras de Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en la presentación del Perte de economía circular. Durante la misma, afirmó que “una economía eficiente en el uso de recursos fortalece nuestra autonomía estratégica y reduce la vulnerabilidad ante las crisis globales”. Dicho esto, en España nos encontramos en la posición de cola en cuanto al tratamiento de residuos. No hemos cumplido el objetivo de reciclaje del 50% en 2020, lo cual nos merma en competitividad y nos obliga a comprar fuera materias primas, en lugar de reutilizar los recursos ya existentes. Somos de lejos el país de la UE que más residuos destina a enterramiento en vertedero, cada año más de 11,8 millones de toneladas. El vertido, además de ser la peor opción de gestión de residuos desde un punto de vista ambiental por la contaminación de suelo, o climático por la emisión de metano y siloxanos de los vertederos, implica enterrar millones de kwh de energía barata, autóctona, fiable y neutra y, a cambio, comprar energía a precios muy elevados, externa y fósil. En Europa se sorprenden del reducido número de plantas de valorización energética que hay en España y del gran desconocimiento de esta alternativa tanto a nivel social como político. Se llevan a los vertederos un 53,4% de los residuos, sin plantear ninguna alternativa o solución al respecto. Nos encontramos ante una realidad muy alejada de los países más avanzados de la UE en materia medioambiental. ¿En qué podría ayudar la valorización energética? Suponiendo que todos esos residuos que van ahora a los vertederos en nuestro país se enviaran a estas instalaciones (11 en total), el potencial de energía producido sería el equivalente a las necesidades de 2,25 millones de hogares o al consumo de 5,5 millones de personas. La valorización energética de los residuos que enterramos no va a solucionar por sí sola la crisis energética española, pero es una palanca más a activar. Su valor añadido nos permitiría sustituir 7.800 gwh de electricidad producidos por otras fuentes de energía cada año y, por tanto, supondría un ahorro de 1.560 millones de euros directos de coste a las familias y empresas españolas, considerando el precio medio de la energía en el mercado mayorista durante el pasado mes de febrero. A su vez, nos permitiría reducir nuestra huellas ambiental y ecológica. La situación general obliga a terminar los debates no productivos, a tomar las mejores decisiones posibles, y a tomarlas ya. Rafael Guinea es Presidente de Aeversu (Asociación de Empresas de Valorización Energética de Residuos Urbanos).
21Apr

Roma construirá una incineradora de basura para atajar el problema de residuos

LA VANGUARDIA

El alcalde de Roma, Roberto Gualtieri, ha anunciado su intención de construir antes del 2025 una planta de incineración de basura con la que se generará energía, como solución al problema de los residuos que la capital arrastra desde hace años. "Será un punto de inflexión histórico para la ciudad y también para el país", celebró hoy el regidor en una entrevista al diario "Il Sole 24 Ore". El termovalorizador, que generará energía mediante la quema de la basura capitalina, será construido por la empresa pública ACEA antes del Jubileo de 2025 y costará en torno a 150 millones de euros (162,7 millones de dólares). Roma arrastra graves deficiencias en su servicio de recogida de basuras desde hace años, y el problema está volviendo a ser muy perceptible con el regreso de los turistas tras la pandemia. Esto se debe a las escasas plantas de tratamiento de basura que posee la capital, que cada día produce 4.600 toneladas de deshechos, más de la mitad sin reciclar, según datos del 2016. El problema es doble: en primer lugar esta basura es tratada únicamente en tres plantas de separación de residuos y que no son suficientes y, por otro lado, Roma carece de vertederos idóneos o de plantas que puedan acabar el ciclo de los deshechos no reciclables. Esto hace que el sistema se atasque con asiduidad, dejando las papeles y los contenedores de las calles sin vaciar, y obliga a la capital a depender de los vertederos de otras ciudades italianas o incluso extranjeras, a las que envía camiones de basura. Por esa razón, el alcalde Gualtieri ha apostado por construir una incineradora de basura con la que se generará energía, un sistema criticado por organizaciones como Greenpeace. "Actualmente Roma depende completamente de plantas contaminantes, caras y precarias por toda Italia y Europa. Con las instalaciones previstas, a partir del termovalorizador (incineradora), reduciremos en un 90 % nuestras necesidades de vertederos", apuntó. Esto hará, según los cálculos del alcalde, hasta el año pasado ministro de Economía italiano, que las emisiones se reduzcan en un 45 % y se genere energía para 150.000 familias cada año. El presidente de la región del Lazio, Nicola Zingaretti, expresó su "alegría" por esta iniciativa. "He pasado años y años buscando plantas y lugares a las que llevar la basura de Roma", reconoció el gobernador.
19Apr

Bizkaia. Los ayuntamientos valoran con un 3,5 sobre 4 el interés de los objetivos y programas del nuevo plan foral de gestión de residuos

DIPUTACIÓN FORAL DE BIZKAIA

Ocho de cada diez municipios de Bizkaia han tomado parte en el proceso participativo desarrollado por la Diputación Foral de Bizkaia para dar a conocer entre los ayuntamientos y mancomunidades del territorio los avances en la elaboración del nuevo plan de gestión de residuos que marcará las estrategias y los objetivos a alcanzar en esta materia hasta 2030. El interés de los objetivos y programas recogidos en este documento ha obtenido una valoración muy alta, de 3,5 puntos sobre 4, por parte de las instituciones locales, que han realizado 492 propuestas agrupadas en 169 aportaciones distintas a este documento. En total, han sido 97 los municipios que han tomado parte en este proceso. Estas localidades representan al 89% de la población del territorio, lo que demuestra el alto interés que ha suscitado este plan entre los ayuntamientos y mancomunidades. Además de la alta valoración que han recibido los programas propuestos por la Institución foral dentro de este documento, cabe destacar que todos ellos han sido considerados como pertinentes. Los mejor valorados han sido los relacionados con la recogida selectiva, con la puesta en valor de la reutilización y con la coordinación interinstitucional. En cuanto a las aportaciones, los programas en los que se ha recibido mayor número han sido los siguientes:
  • Gestión de prevención de residuos, que incluye el conjunto de medidas para lograr reducir la cantidad de residuos y los impactos negativos que tienen los residuos que se generan. Este programa ha recibido 27 aportaciones, entre las que se encuentran el impulso desde los ayuntamientos y otras instituciones públicas de las compras a peso, sin uso de envases ni embalajes; la realización de campañas de comunicación para facilitar buenas prácticas a los comercios para reducir el uso de cartón y plástico o la recogida y distribución de excedentes de alimentos procedentes de restauración, catering y grandes generadores de excedentes.
  • Recogida selectiva, que tiene como objetivo el impulso y promoción de las soluciones más innovadoras y eficaces en esta materia. Las aportaciones recibidas en este ámbito han sido 26 y entre ellas se encuentran la realización de estudios de contenerización y mejoras en los sistemas de recogida (recogida selectiva inteligente); el impulso de los garbigunes móviles o la promoción de programas educativos escolares en las plantas de revalorización.
  • Puesta en valor de la reutilización. Este programa va encaminado al desarrollo de actuaciones para incrementar el volumen de producto doméstico reutilizado y mejorar las instalaciones para su tratamiento y ha recibido 22 aportaciones. Entre ellas, la realización de anuncios publicitarios impulsando la reutilización de ropa, libros, y otros objetos y la donación de los mismos; el establecimiento de protocolos de recogida y transporte de residuos orientados a la reutilización o estudiar la inclusión de nuevos productos en los contenedores blancos.

Mecánica del proceso participativo

El proceso participativo se ha desarrollado en 11 encuentros de dos horas de duración celebrados entre el 7 y el 21 de febrero. Estos encuentros estaban estructurados con una primera parte para presentar los avances, contenidos y objetivos del plan, un turno de preguntas sobre estas cuestiones y un espacio para exponer reflexiones o aportaciones respecto a la situación actual en lo relacionado con la prevención y gestión de residuos en las diferentes comarcas, así como para que las instituciones locales pudieran adelantar los elementos que entendieran que debían formar parte del plan. Una vez finalizados los encuentros, se remitió a ayuntamientos y mancomunidades un formulario para que pudieran realizar por escrito sus aportaciones después de analizar toda la documentación que se les facilitó con sus servicios internos. El formulario tenía dos elementos principales: por un lado, una valoración de la pertinencia de los programas propuestos desde la Diputación Foral de Bizkaia para alcanzar los objetivos del plan y, por otro, un espacio abierto para incorporar propuestas de acciones que permitieran profundizar y concretar el contenido de los programas.

Objetivos del plan

El nuevo Plan Integral de Prevención y Gestión de Residuos de Competencia Local de Bizkaia 2030 que está elaborando la Diputación Foral y se ha compartido con los ayuntamientos y mancomunidades del territorio recoge los siguientes objetivos:
  • La reducción de residuos en un 15% respecto a 2010 y la reducción de un 20% con respecto al año 2019 en la generación de residuos de envases ligeros.
  • Mejorar la tasa de preparación para la reutilización en un 20%.
  • Asegurar la cobertura del 100% de la recogida selectiva de los residuos peligrosos del hogar, de textiles, de aceites de cocina, de voluminosos y RAEE y recogida separada de biorresiduos en los municipios.
  • Alcanzar una tasa de reutilización y reciclaje (valorización material) de residuos municipales del 79,83%; reducir el porcentaje de los residuos valorizados energéticamente a menos de un 20% y establecer la tasa de vertido de residuos municipales (tratados y sin tratar) en un 2,49%.
  • Integrar la información y las ideas innovadoras de la ciudadanía y los agentes económicos en un entorno digitalizado y colaborativo, que permita la generación de herramientas y palancas para la mejora continua del sistema de gestión de residuos.
  • Disponer de un sistema integrado de la gestión de los residuos en todo el territorio y asegurar su sostenibilidad económica y medioambiental en colaboración con los ayuntamientos y mancomunidades.

Did you know…

Zabalgarbi, S.A.
Artigabidea, 10
48002 Bilbao
Bizkaia
Phone number: 94 415 52 88
Fax: 94 415 19 69