Bruselas, preocupada por las consecuencias de la reforma energética

19 September, 2013 adclick Sin categoría

 

ABC

La Comisión Europea se ha transmitido al Ministerio de Industria su «preocupación» sobre los efectos de algunas medidas incluidas en la nueva reforma energética que el Gobierno anunció el pasado mes de julio. De hecho, según fuentes comunitarias, el propio comisario de Energía, Gunther Oettinger, envió una carta el mismo mes en el que se anunció el nuevo marco normativo en la que advertía sobre las posibles consecuencias adversas que un peaje adicional -no sólo para aquellos productores que decidan verter su energía a la red- sobre el autoconsumo de energía eléctrica podría generar en sectores como el de las «energías renovables o la cogeneración». Esta carta, apuntaron, no tiene carácter sancionador y simplemente se trata de un proceso informativo.

La regulación del autoconsumo eléctrico (la posibilidad de que los consumidores utilicen la energía producida por sus propias instalaciones para rebajar el importe de su factura eléctrica) se incluyen en Anteproyecto de Ley del Sector Eléctrico, que, dado que se someterá a trámite parlamentario, podrá incorporar enmiendas. Tanto la Comisión Nacional de la Energía como la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) también se ha pronunciado en contra de la norma.
 
La comisión se encuentra estos días inmersa en los preparativos de la reunión informal de los ministros de Energía de la Unión Europea en Vilna (Lituania), que actualmente ostenta la presidencia de turno europea. Esta reunión servirá para preparar el terreno de cara a la elaboración del nuevo marco energético hasta 2030, que el Ejecutivo comunitario pretende presentar antes de fin de año.El objetivo de esta nueva regulación será abordar el peso creciente de los costes energéticos sobre la industria y el consumo en el Viejo Continente, ya que se considera que los 28 países han hecho los deberes en lo que concierne a la reducción de emisiones y que el problema se concentra ahora en la desventaja competitiva con países como EE.UU., China o los países emergentes.
 
No obstante, la batería de medidas aprobada por España de reducción de primas le podría dificultar la consecución del llamado objetivo 20/20 (que establece que 20% del energía consumida debe proceder de fuentes renovables). «Es preocupante. Hay un peligro de que España no cumpla el objetivo», señalan estas fuentes, que destacan, sin embargo, que nuestro país cumple, de momento, con los requerimientos previos.

Las renovables, inocentes

En este sentido, Isaac Valero, portavoz del departamento Acción por el Clima, competencia que encabeza la comisaria danesa Connie Hedegaard, subraya que tiene confianza en que nuestro país alcance dicha meta, pero que existe «inquietud y preocupación» al respecto. También hace hincapié en que las energías renovables, sector al que se le culpa por sus retribuciones, no es el principal origen del déficit tarifario.
 
La posición del Ejecutivo comunitario, añade, es que las primas «constituyen menos de la mitad de este problema (la diferencia entre los ingresos y los costes regulados del sistema eléctrico), en contraste con otros costes acumulados que forman parte de todo el sistema eléctrico, como la transmisión y la distribución, el balance de los costes, la conexión extrapeninsular o los costes por compensar a las compañías para fomentar la transición a un mercado eléctrico liberalizado», según la documentación oficial de la Comisión.

Zabalgarbi, S.A.

Artigabidea, 10

48002 Bilbao

Bizkaia

Phone number: 94 415 52 88

Fax: 94 415 19 69