Las asociaciones de energías renovables exigen la dimisión del presidente de la CNMC por su falta de rigor e independencia

14 March, 2014 adclick Sin categoría

 

ECOTICIAS. AGENCIAS.

Las asociaciones ACER, AIFOC, ANPIER, APERBAL, APERCA, APREAN, AREMUR, ASECE, AVAESEN, EGA y UNEF consideran muy grave y decepcionante la falta de rigor e independencia demostrada por el presidente de la Comisión Nacional de Mercado y Competencia, José María Marín Quemada.

Consideran inaceptable que acepte la ruptura de la seguridad jurídica producida en España pero que la intente justificar con circunloquios como “riesgos regulatorios”. Es inadmisible la falta de rigor demostrada al equiparar el importe total de primas al régimen especial, que incluyen cogeneración y residuos, con el correspondiente al fomento de las energías renovables. El máximo representante del órgano regulador no puede hablar sin base alguna de rentabilidades del 25%, conociendo los datos reales proporcionados por el sector, que no superaban, antes de la reforma que plantea ahora el gobierno, el entorno del 6%. Las declaraciones del Sr. Marín Quemada revelan que su posición no es neutra y socaba la imparcialidad e independencia del organismo que preside en el momento en el cual se está decidiendo en la CNMC sobre la Propuesta de Orden por la que se aprueban los parámetros retributivos de las instalaciones tipo aplicables a determinadas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energías renovables, cogeneración y residuos.

Las declaraciones de parte de Martín Quemada erosionan las principales virtudes de cualquier organismo regulador, socavando la imparcialidad e independencia de la CNMC.

La figura de un regulador independiente que vele por los derechos de la sociedad frente a los posibles abusos de gobiernos y grandes corporaciones es fundamental para el correcto funcionamiento de un sistema económico.

El Sr. Marín Quemada, en representación de la CNMC, realizó una serie de juicios personales en contra de los legítimos derechos del sector de las energías renovables, basándose en datos que no se corresponden con la realidad.

El pasado martes 11 de marzo, José María Marín Quemada justificó ante los medios de comunicación la ruptura de la seguridad jurídica que se está produciendo en España con la aprobación de una serie de normas lesivas y de aplicación retroactiva que el gobierno está aprobando contra los intereses de los inversores en energías renovables.

Martín Quemada aceptó la ruptura de la seguridad jurídica producida en España pero la intentó justificar con inadmisibles circunloquios como “riesgos regulatorios”.

En la misma línea, Marín Quemada habló, sin justificar sus fuentes, de que los proyectos de energías renovables estaban obteniendo rentabilidades del 25%, cuando la CNMC tiene en su poder los datos proporcionados por el sector que demuestran que, antes de la entrada en vigor de la última reforma eléctrica del gobierno no se estaba superando de media el 6% de rentabilidad.  Las asociaciones del sector han puesto además en conocimiento de la CNMC que las medidas propuestas por el gobierno, que suponen recortes en los beneficios de hasta el 50% con respecto a las expectativas iniciales, llevarán a la mayoría de empresas del sector renovable a una situación límite que supondrá incluso la quiebra de proyectos.

Además, el presidente de la CNMC atribuyó a las energías renovables los 9.000 millones de euros anuales del total de primas al régimen especial, régimen que incluye, además de las renovables, la cogeneración y tratamiento de residuos. Las primas correspondientes a las renovables realmente supusieron 6.700 millones de euros.

Las afirmaciones de Marín Quemada ocultan además los beneficios que la entrada de las energías renovables en el mix eléctrico suponen, un balance que resulta muy positivo para la economía española: Las renovables redujeron en 2012 el precio del mercado en más de 18 euros el MWh. Esta reducción en el mercado de producción junto con el ahorro en importaciones de combustibles fósiles y en derechos de emisión de CO2, supuso en 2012 un ahorro total de 6.756 millones de euros gracias a las renovables.

La generación con renovables, tecnologías limpias y autóctonas, es la única manera de reducir la dependencia energética española, que alcanza el 75%. España importó en 2012 combustibles fósiles por valor de 61.000 millones de euros y nuestro país registró una balanza energética negativa de más de 45.500 millones de euros, algo que sin duda afecta a consumidores y usuarios, por cuyo beneficio deberían velar la CNMC y su presidente.

Petición de rectificación pública o dimisión de Marín Quemada

Por todo ello, las asociaciones de energías renovables exigen la rectificación pública del presidente de la CNMC, José María Marín Quemada y la inhibición de su persona en el proceso de revisión actualmente abierto en la CNMC sobre la Reforma del Sector Eléctrico del Ministerio liderado por Soria.

En caso contrario, las asociaciones de energías renovables exigen la dimisión lo antes posible de Marín Quemada como presidente del órgano regulador español de Mercados y Competencia.

Zabalgarbi, S.A.

Artigabidea, 10

48002 Bilbao

Bizkaia

Phone number: 94 415 52 88

Fax: 94 415 19 69