27 May

Por qué en Suecia no hay vertederos y España acumula millones de toneladas de basura cada año

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EN

ABC

En Suecia, Bélgica, Dinamarca, Alemania o Países Bajos no hay vertederos. La cantidad de residuos que acaban enterrados no llega al 1% de su producción anual. Una cifra que parece impensable en España, donde cada año se acumulan 12 millones de toneladas de basura: el 54% de la que se produce en el país. La fórmula que ha permitido esta tasa de «residuo cero» en el norte de Europa no solo se debe al reciclaje, sino también a la llamada «valorización energética de los residuos», en la que se queman los desechos y se convierten en energía.

En España existen once plantas de valorización energética, denominadas ecoparques, con una edad media de entre 15 y 20 años. «Aunque se recicle, no se pueden eliminar todos los residuos», explica el presidente de la Asociación de Empresas de Valorización Energética de Residuos Urbanos (Aeversu), Rafael Guinea, que insiste en que su objetivo no es sustituir al reciclaje, sino llegar a donde este no alcanza y evitar el colapso de los vertederos. «Llevamos muchos años pensando que el basurero era una solución y que íbamos a hacer desaparecer los residuos mediante un aumento de las tasas de reciclaje, pero no hemos sido capaces ni nosotros ni ningún otro país».

Mientras Asturias, Madrid o Valencia están teniendo problemas ante la superación de su capacidad de vertido, en otros países se ha recorrido el camino inverso. En Inglaterra se implantó hace más de una década un impuesto de 95 libras por cada tonelada llevada al vertedero. En Alemania, incluso, se prohibió por decreto tirar basura en los vertederos.

El problema, critica Guinea, es que en España «llevar los residuos al vertedero es mucho más barato que invertir en infraestructuras». Sin una tasa nacional a los desechos, sin que se refleje el coste de mantener durante 50 años las infraestructuras y con cierta mala imagen pública, hoy la valorización energética en España solo supone un 12% del destino final de los residuos, según datos de Eurostat. La media europea es del 25%, aunque en Suecia es del 50%, en Dinamarca es del 52%, Finlandia es del 55% o en Alemania es del 31%.

De hecho, en el norte de Europa existen más de 400 ecoparques. Funcionan en el centro de ciudades como Viena, Copenhague, París o Berlín y la energía producida sirve para suministrar electricidad o alimentar las calefacciones (reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero). «El problema es que la valorización se ha asociado a una mala reputación con la salud», explica Guinea, que defiende que hoy las instalaciones están sometidas a unos altos estándares de control y seguridad.

En 2017 las plantas españolas trataron 2.566.647 toneladas de residuos no reciclables, con lo que produjeron 1.997.198 MWh de energía, suficiente para abastecer a aproximadamente 500.000 viviendas. Tras el tratamiento en los ecoparques, los residuos quedan reducidos a un 2%, formado por las escorias y las cenizas. Las primeras pueden ser reutilizadas como material árido en obra y por chatarra para empresas siderúrgicas.

«Tenemos que dar pasos hacia la sostenibilidad a través de soluciones pragmáticas», dice Guinea. «Nuestros países vecinos nos llevan un adelanto de ocho o diez años en este ámbito». Lo que parece claro es que, para 2035, la Unión Europea exigirá que el 65% de los residuos sean reciclados y los vertederos supongan, como máximo, el destino final del 10%.

20 May

Aeversu: “La valorización energética es la única alternativa al vertido de residuos no reciclables”

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EN

RETEMA

Hoy Aeversu (Asociación de Empresas de Valorización Energética de Residuos Urbanos), agrupación de empresas que transforman los residuos urbanos no reciclables en energía, se ha reunido con los medios para posicionar la valorización energética como la única alternativa a los vertederos de residuos no reciclables, al mismo tiempo que genera energía renovable que se emplea para viviendas e industria.

La Asociación ha asegurado que trabaja para contener el grave problema que provoca en nuestra sociedad el modelo consumista de “usar y tirar”, con la consiguiente e inmensa generación de basuras y residuos no aprovechables. “Aeversu es, por lo tanto, una parte de la solución a esta grave situación medioambiental, una actividad que es siempre posterior a la reducción, la reutilización y el reciclaje”, ha explicado Rafael Guinea, presidente de la Asociación. Sus plantas tratan y convierten en energía los residuos que ya no pueden reciclarse, o que la falta de calidad de sus materiales contamina a otros que efectivamente son reciclables, eliminando el crecimiento sin freno de enormes vertederos y contribuyendo a la economía circular real. Además, supone una solución final para el aprovechamiento energético de aquellos plásticos que de otra manera podrían acabar en el medio ambiente y particularmente en el mar, con la gravísima descomposición en microplásticos.

Se trata de una apuesta por la sostenibilidad bajo el cumplimiento de las exigentes directivas europeas, las normativas más estrictas existentes en cuanto a contaminación. Las normas de la Unión Europea son implementadas siguiendo las máximas garantías de seguridad y se ajustan a estrictos controles para no dañar ni al medio ambiente ni a los ciudadanos, gracias a tecnologías industriales de última generación.

La valorización, sustituta de los vertederos

En España el vertido de residuos en vertedero todavía alcanza cotas del 54% frente a los países europeos del norte que ya tienen menos de un 3% de vertido.

La Unión Europea marcó unos objetivos de reducción y reciclado de aquí a 2030 en el Paquete de Economía Circular, entre los que figura el reciclado del 65% de los residuos domiciliarios, así como la reducción de la eliminación en vertedero, limitándola a un máximo del 10%.

Aeversu ha explicado explica que “si España no toma medidas y apuesta por la valorización en lugar de por el vertido de residuos, llegar a tiempo a cumplir estos objetivos es tarea imposible, además del riesgo ambiental asociado que los vertederos implican”.

Aeversu está formado por 11 plantas (Zabalgarbi, Tircantabria, Tirme, Trargisa, Remesa, Tirmadrid, Sogama, Ctrasa, Sirusa, Tersa y Ute Tem) pero este año está prevista la puesta en marcha de una nueva planta de valorización energética, la de Zubieta, en Guipúzcoa. Pese a esto, la Asociación ha puesto en relieve que el número de plantas españolas lleva siendo el mismo desde 2010, cuando en el resto de Europa la tendencia es a la inversa, cada vez se construyen más plantas, y además, posicionadas en los núcleos de ciudades, como es el caso de la recién inaugurada planta en el centro de Copenhague que alberga una pista de esquí en su superficie.

La apuesta firme de los europeos por la valorización energética es debida a que las plantas no suponen ningún tipo de riesgo para los ciudadanos, y en cambio, sí tienen más beneficios y emiten menos CO2 que los vertederos tradicionales. De hecho, según refleja el estudio del Ministerio de Medio Ambiente de Alemania, “es preferible la valorización energética frente al vertedero también desde un punto de vista de Cambio Climático, ya que los datos revelan que los vertederos emiten 56.791 de CO2 equivalente por 1,000 toneladas de residuo y en cambio la planta (CRE) emite -3.526, es decir reduce las emisiones de GEI”.

La Asociación también ha hecho hincapié en que su actividad no sustituye al reciclaje, sino que lo complementa, ayudando en su calidad. Tanto es así, que los países que más transforman los residuos en energía son también los que más reciclan.

Estudios que ha presentado Aeversu y que apoyan la no incidencia en la salud de la valorización
Aeversu ha presentado sendo estudios donde se pone de relieve que la valorización energética no está relacionada con contaminación e impacto en la salud. Dos estudios realizados por organismos públicos respaldan la seguridad de las plantas:

• “Estudio de evaluación de la incidencia en la salud de las emisiones procedentes del parque tecnológico de Valdemingómez”, realizado por Madrid Salud, un organismo autónomo del Ayuntamiento de Madrid en colaboración con distintos organismos expertos. Concluye que no existe mayor riesgo de mortalidad a menos de 5 kilómetros del PTV.

• “Estudio del análisis del riesgo de mortalidad asociado a la proximidad de la incineradora de Sant Adrià del Besós” realizado por la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB). Concluye que no existe asociación significativa entre la mortalidad y la proximidad a la planta incineradora.

25 Apr

Bilbao es la segunda ciudad del Estado más valorada en limpieza viaria

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EN

DEIA

La OCU, que realiza este estudio de limpieza viaria desde 1995 y con una periodicidad de cuatro años, ha destacado que Bilbao es, con diferencia, la ciudad que más ha mejorado en los últimos 24 años en el grado de satisfacción de sus vecinos, al haber crecido 31 puntos en este tiempo y pasado de un “suspenso” a un “notable alto”.

El último estudio de la OCU, difundido este jueves, se basa en dos fuentes: una encuesta realizada a 5.260 socios de la organización -una media de cerca de 100 entrevistados en cada una de las 60 ciudades- y los cuestionarios devueltos por 44 ayuntamientos que quisieron participar en el trabajo (otros 16 consistorios no respondieron).

En el caso de la CAV, la OCU ha analizado las tres capitales y el municipio de Getxo, según ha indicado en rueda de prensa el delegado de la organización en esta comunidad, Kepa Loizaga.

El estudio refleja que, de las 60 ciudades incluidas, Oviedo es donde los vecinos expresan una mayor satisfacción global con la limpieza viaria, al conceder 79 puntos sobre 100, seguida de Bilbao, con 77 puntos, 4 puntos más con relación al informe de 2015, el anterior.

Getxo y Donostia figuran en los puestos sexto y séptimo de la clasificación (por detrás de los dos primeros más Vigo, Logroño e Iruñea) con valoraciones idénticas de 71 puntos, mientras Gasteiz se encuentra en el puesto vigésimo primero con 59 puntos. Cierra la lista de este estudio Jaén con 31 puntos.

La capital donostiarra es la que más ha subido en los últimos cuatro años, 7 puntos, en tanto que Gasteiz ha bajado un punto y Getxo se mantiene.

El análisis de la OCU indica que Bilbao dedica 83 euros por habitante y año a los servicios de limpieza, una cifra superior a la media estatal, que es de 57 euros.

También superan la media Getxo y Donostia, con 65 y 64 euros, respectivamente, al igual que Gasteiz, que gasta la que más, 92 euros, aunque en su caso se incluye la recogida de residuos, lo que no ocurre con las otras ciudades vascas estudiadas.

El delegado de la OCU en Euskadi ha indicado que el gasto municipal en limpieza no se corresponde en ocasiones con el grado de satisfacción de los vecinos. Así, Barcelona gasta 106 euros por habitante y año, y sus vecinos confiesan una satisfacción de 51 puntos;Madrid invierte 65 euros, y su puntuación es de 39.

En cuanto a Bilbao, la limpieza de calles y aceras (78 puntos) y especialmente el estado de parques y jardines (81) obtienen la puntuación más alta de las 60 ciudades analizadas.

En el otro lado de la balanza, la OCU destaca que los “puntos negros” de la limpieza en la capital vizcaina son los excrementos de perros en la vía pública, el entorno de los contenedores de residuos, en los que se amontonan enseres y se acumula suciedad, así como los efectos del “botellón” en determinadas zonas y las pintadas.

Las cacas de los perros son el aspecto peor valorado por los vecinos de Getxo, un problema que mencionan igualmente los residentes en Donostia, quienes también hacen hincapié en que el centro está más limpio que los barrios.

En Gasteiz, los encuestados por la OCU critican la presencia de enseres en el entorno de los contenedores de residuos, la existencia de solares utilizados como escombreras y la suciedad del Casco Viejo más allá de las calles visitadas por los turistas.

10 Apr

Aprobado el Decreto que regula el compostaje doméstico y comunitario en Euskadi

Zabalgarbi Sin categoría, Zabalgarbi Noticias EN

RESIDUOS PROFESIONAL

El Consejo de Gobierno Vasco, a propuesta del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, ha aprobado el Decreto por la que se establece el régimen jurídico y las condiciones técnicas de las instalaciones y actividades del compostaje de cercanía; es decir, el producido por hogares, comunidades de vecinos y ayuntamientos, cuyo volumen no exceda de 10 metros cúbicos. Se trata del primer decreto que se dicta en todo el Estado para regular este tipo de actividades.

El impulso al compostaje doméstico y comunitario se recoge como un objetivo en el Plan de Prevención y Gestión de Residuos del País Vasco. Sin embargo, se carecía de una regulación específica, lo que ha hecho necesario abordarla mediante esta disposición normativa, tal y como, además, han solicitado las Diputaciones Forales en el seno del Organismo de Coordinación de Residuos Urbanos.

De hecho, dichas iniciativas venían implantándose y desarrollándose en Euskadi sin un marco suficientemente definido que estableciera límites entre este tipo de actuaciones de prevención de residuos en sentido amplio y aquellas otras actividades de tratamiento de residuos sometidas a autorización de gestión. Por ello, con la finalidad de proteger el medio ambiente y la salud de las personas, el decreto aprobado establece las condiciones que deben reunir las instalaciones y actividades donde se composten los biorresiduos de origen doméstico, fijándose requisitos sobre los residuos que pueden ser objeto de compostaje comunitario, la ubicación y características de las instalaciones, y los controles del proceso y de calidad del compost resultante.

Asimismo, se impone la necesidad de que las instalaciones dispongan de una persona titular y un responsable técnico, cuyas funciones quedan también especificadas. Los residuos asimilables a los domésticos generados en centros educativos también pueden ser compostados en el lugar en el que se producen.

Los biorresiduos constituyen una fracción muy importante de los residuos generados en los hogares como, así como los similares a los anteriores generados en servicios e industrias. En Euskadi suponen el 28% de los residuos domésticos, un total de 317.781 toneladas en 2016.

Respecto a los posibles usos del compost producido, el Decreto se remite a la normativa aplicable según el uso al que se pretenda destinar el material. En ausencia de una reglamentación específica, se posibilita que las personas usuarias puedan utilizar el compost obtenido en sus propios terrenos, con la cautela de evitar el contacto con la cadena alimentaria.

03 Apr

Euskadi aumentó un 3% la recogida de envases de vidrio en 2018, la mayor subida en 9 años

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EN

LA VANGUARDIA

La recogida selectiva de vidrio para su reciclaje a través del contenedor verde creció en Euskadi un 3% en 2018, el mayor incremento de los últimos nueve años, según los datos elaborados por Ecovidrio. Los vascos arrojaron a dichos contenedores el año pasado, un total de 60.456 toneladas de residuos de envases de cristal, han situado al País Vasco como el segundo territorio que más envases de vidrio recicla por habitante del conjunto del Estado.

Por territorios, Gipuzkoa fue el que más recicló, con una media de 36,9 kilos por habitante, por encima de Álava, con 24,5 kilos, y Bizkaia, con 22,5 kilos por ciudadano, según ha informado en un comunicado la propia empresa. El informe destaca asimismo que San Sebastián es la capital del Estado que más envases de vidrio recicló en 2018 por habitante, con 38,4 kilos por persona.

Para Ecovidrio, estos resultados confirman “la tendencia ascendente y sostenida de Euskadi, que se posiciona como el segundo territorio que más recicla del Estado ya que cada vasco separó y depositó una media de 27,5 kilogramos de vidrio por habitante, lo que equivale a 105 envases, muy por encima de la media estatal, situada en 18 kilogramos por habitante.

Adicionalmente a la recogida selectiva, durante el pasado año, Ecovidrio gestionó en Euskadi el reciclaje de 558 toneladas de residuos de envases de vidrio procedentes de una planta de Residuos Urbanos (RU) ubicada en la Comunidad Autónoma Vasca. La recuperación de envases de vidrio a través de plantas de RU es un proyecto pionero en Europa que permite recuperar y reciclar los envases que el ciudadano, de forma incorrecta, ha tirado a la basura, con el objetivo de evitar así que acaben en el vertedero y sirvan para fabricar nuevos envases de vidrio.

Durante 2018 Ecovidrio ha instalado en Euskadi más de 1.000 nuevos contenedores, un 10% más que el año anterior, hasta alcanzar los 11.512 recipientes verdes, un iglú por cada 191 habitantes.

Concienciación hostelera

Por sectores, la hostelería genera el 50% de los envases de vidrio de un solo uso que se ponen en el mercado, por lo que la contribución del sector “es vital” para sentar unos principios sólidos de economía circular en Euskadi.

Dentro de su campaña de concienciación, Ecovidrio ha visitado 664 establecimientos en Euskadi para sensibilizar sobre la importancia del reciclaje de envases de vidrio y ha entregado 447 cubos para facilitar la separación en origen de estos envases y su posterior reciclado.

En la actualidad funcionan en Euskadi cuatro servicios de recogida ‘puerta a puerta’ para la hostelería en Vitoria, Bilbao, Mancomunidad de San Marcos (San Sebastián, Hernani, Pasaia, Errenteria) y Mancomunidad de Txingudi (Irún y Hondarribia), que cuentan con 700 establecimientos adheridos. Se trata de un servicio que permite la recogida de residuos de envases de vidrio en zonas con alta densidad hostelera y de difícil acceso, como es el caso de los cascos históricos de las ciudades.

Ecovidrio ha recordado que la colaboración ciudadana es clave para activar la cadena de reciclado y, por ello ha realizado durante 2018 alrededor de una veintena de 20 campañas de concienciación, como ‘Hau da Green’ para movilizar a los vizcaínos mediante un desafío solidario en beneficio de Save The Children; la campaña ‘Reciclar es lo nuestro’, una iniciativa para impulsar el reciclaje de vidrio en Euskadi; y los principios de economía circular con el fin de reciclar el 60% de los envases en 2030.

Gracias al reciclaje de envases de vidrio, en 2018 los ciudadanos vascos han logrado evitar emisiones de CO2 a la atmósfera equivalentes a dar 9 vueltas al mundo en avión. Asimismo, se ha impedido la extracción de una cantidad de materias primas equivalentes a 7 veces el peso de la Torre Eiffel, y un ahorro de energía suficiente como para abastecer a todos los hospitales de una ciudad como Bilbao más de 2 meses.

19 Mar

Los garbigunes móviles recogen más de una tonelada de residuos en cuatro meses

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EN

DEIA

En apenas cuatro meses desde su puesta en marcha, los garbigunes móviles han recogido más de una tonelada de residuos en los 29 municipios por los que han pasado. Además de esta cantidad de pilas, menaje de cocina, cables y pequeños electrodomésticos, también se han depositado en estos contenedores 2.187 unidades de CD, DVD y casetes, 127 litros de aceite doméstico, 464 teléfonos móviles, 258 cartuchos de tinta y 2.030 radiografías, entre otros.

La Diputación puso en marcha esta iniciativa en otoño del año pasado como un complemento a los garbigunes fijos que existen en Bizkaia, con el objetivo de acercar este servicio a los vecinos, sin que estos se tengan que desplazar hasta los puntos limpios para depositar en los contenedores adecuados y permitir así el reciclaje de los residuos menos habituales. El servicio se presta con un contenedor con apariencia de baserri, que se instala en zonas céntricas de los municipios, de forma que se pueda hacer uso de él las 24 horas del día. Con unas dimensiones de unos diez metros cúbicos, las unidades pueden recoger hasta diez tipos de diferentes residuos, desde CD y DVD hasta pequeños electrodomésticos como microondas y planchas, pasando por menaje de cocina como sartenes y ollas, aerosoles, cables, cápsulas de café o radiografías. La estructura es metálica y antivandálica, y cada uno de los cajones está identificado, tanto en euskera como en castellano, con el tipo de residuo que se puede depositar en él. El contenedor se instala en cada municipio de lunes a viernes, durante un máximo de una semana, y los ciudadanos son informados con una semana de antelación de su colocación, de manera que tienen tiempo para recopilar sus residuos.

Desde la puesta en marcha de este servicio el pasado 12 de noviembre y hasta el pasado día 15, han viajado por 29 municipios: Iurreta, Durango, Berriz, Abadiño, Elorrio, Izurtza, Mañaria, Zaldibar, Ajangiz, Muxika, Busturia, Bakio, Bermeo, Errigoiti, Forua, Kortezubi, Mundaka, Sukarrieta, Murueta, Ereño, Ibarrangelu, Zierbena, Abando-Zierbena, Barakaldo, Trapagaran, Santurtzi, Barrika, Berango y Morga.

En Centros IDEAL te invitan a probar de manera totalmente gratuita la eficacia de su depilación láser. Prueba gratis el láser diodo más potente, de fabricación 100% española, de la mano de personal altamente cualificado. Introduce tu nombre, email / teléfono y selecciona tu Comunidad Autónoma para que el centro IDEAL más cercano te proponga una cita

Esta semana, por ejemplo, los contenedores están ubicados en Laukiz y Armintza. Hasta el momento, se han adherido a este nuevo servicio 88 ayuntamientos de Bizkaia, ya que son los propios municipios los que eligen participar en esta iniciativa, cediendo para ello espacios públicos que sean accesibles para instalar los garbigunes. La iniciativa se ha puesto en marcha como experiencia piloto, con dos casetas, pero no se descarta que en el futuro, y en función de la respuesta obtenida, se puedan adquirir más garbigunes móviles para completar el servicio.

Esta iniciativa de contenedores móviles forma parte del proceso de renovación que la Diputación lleva a cabo en los garbigunes forales. Entre otras medidas, se ha ampliado el horario y los días de servicio en nueve de las 23 instalaciones del territorio con más demanda -Barakaldo, Basauri, Durango, Erandio, Gernika-Lumo, Getxo, Güeñes, Igorre y Markina-, que también se encuentran en las poblaciones con más habitantes de su entorno y están más preparados para admitir nuevos residuos. Actualmente, estos garbigunes están abiertos todos los días de la semana, incluidos los domingos, excepto los festivos;han retrasado su hora de cierre, estando abiertos de 9.00 a 13.00 y de 15.30 a 18.00 horas de lunes a sábado, y de 9.00 a 15.30 horas los domingos, y disponen de instalaciones para depositar residuos peligrosos de origen doméstico, como radiografías, decapantes o filtros de aceite, y enseres que se puedan reutilizar como muebles, electrodomésticos, libros…

A lo largo de año pasado, además, se extendió a todos los garbigunes la digitalización iniciada en cinco de ellos a modo de prueba piloto. El personal de las instalaciones cuenta con un dispositivo móvil para registrar las personas que entran, los residuos que depositan o sus sugerencias. Con ello se obtienen datos en tiempo real de afluencia y depósito en cada garbigune y la frecuencia con que los usuarios acuden a estos puntos, información útil para adaptar el reglamento a la realidad de la demanda.

03 Mar

La tasa de recogida selectiva para reciclaje crece en Bizkaia un 1.38% y roza el 50% marcado por el Gobierno Vasco para 2020

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EN

DIPUTACION FORAL DE BIZKAIA

Actualmente, Bizkaia recoge el 49,81% de sus residuos de manera selectiva y, de seguir la progresión actual cumplirá este año ese objetivo con un año de antelación, en 2019. El año pasado se generaron 646.725 toneladas de residuos. La fracción resto continua su tendencia a la baja de los seis últimos años. El objetivo de vertido crudo cero está cerca de alcanzarse, ya que el porcentaje de residuo sin tratar que llega a vertedero ha descendido de nuevo y es sólo del 0.67%. Papel-cartón es la fracción con mayor volumen de recogida y la que ha experimentado también un mayor incremento, con 5.291toneladas más que en 2017. La tasa de recogida en el contenedor marrón se ha incrementado de nuevo, pasando del 1,35% de 2017 al 1,77% del año pasado.

La tasa de recogida selectiva para reciclaje ha crecido un 1,38% a lo largo del pasado año y se sitúa en el 49,81%. Con esta tasa, Bizkaia está con dos años de antelación en el umbral de cumplimiento del 50% de recogida selectiva marcado por los objetivos del Gobierno Vasco y, de seguir así el ritmo de crecimiento de la misma, podría alcanzar ese objetivo con un año de antelación.

“La ciudadanía de Bizkaia vuelve a demostrar su compromiso con el reciclaje. Esto nos ayuda a estar cada vez más cerca de los objetivos planteados no sólo por el Gobierno, sino también por Europa. Y nos ayuda también a caminar hacia un modelo de economía circular que impulsará la competitividad, el crecimiento económico sostenible y la creación de nuevos puestos de trabajo, al tiempo que construirá una Bizkaia más verde. Debemos seguir en esta senda, incrementando nuestra tasa de recogida selectiva para reciclaje. Pero debemos hacer también un esfuerzo para reducir la cantidad de residuo generado. Es ahí donde tenemos que poner nuestro empeño. Si somos capaces de reducir los residuos que producimos y, al mismo tiempo, seguimos incrementando el reciclaje, podremos hacer de Bizkaia un territorio puntero en Europa y en el mundo”, ha señalado la diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta.

Es precisamente en la generación de residuos en el aspecto en el que Bizkaia tiene aún recorrido por hacer: la cifra total de generación de residuos ha crecido, situándose en 646.725toneladas (un 1.41% más que en 2017). Pero este incremento es parejo también al que se ha producido en la cantidad total de residuos recogidos selectivamente.

Es, además, significativo el descenso que se ha producido en la recogida en masa, que suma 352.729 toneladas (2.634 toneladas menos que en 2017), principalmente porque confirma la tendencia a la baja en esta fracción de los últimos seis años y eso quiere decir que la ciudadanía cada vez separa más sus residuos.

En un análisis por fracciones, el mayor incremento en la cantidad recogida se ha producido en la de papel-cartón, que con 90.238 toneladas (5.292 toneladas más que el año anterior) vuelve a ser, además, la que mejores datos ofrece. Por detrás de ella se sitúan el vidrio, con 26.484 toneladas frente a las 25.655 de 2017 y los envases ligeros, con 18.100 toneladas (1.187 toneladas más que en 2017). La recogida selectiva de residuo orgánico vuelve a crecer, sumando 10.729 toneladas que suponen una tasa del 1,77% (en 2016 era el 1,35%).

El incremento de la recogida en esta última fracción ha sido y es una de las prioridades para la Diputación Foral de Bizkaia, que viene desarrollando un importante esfuerzo en forma de ayudas a la implantación del quinto contenedor que han permitido que esté presente en 92 municipios de Bizkaia y de otras iniciativas como la prueba piloto para incluir en la recogida de orgánico restos de pescado y carne crudos y cocinados. Este esfuerzo se ha visto recompensado con un progresivo incremento en la cantidad de biorresiduo recogido, una tendencia al alza que ha llevado a la Diputación a planificar unas obras de mejora en Konpostegi que permitirán en una primera fase prácticamente duplicar la capacidad de esta planta para generar compost.

En cuanto al destino de los residuos, la cantidad que se ha depositado en vertedero ha crecido ligeramente (un 0,82%), debido a la llegada de residuos procedentes de Gipuzkoa, pero a pesar de ese pequeño repunte el porcentaje de residuos que se depositan en vertedero sin tratar se ha reducido también, pasando del 1,88% de 2017 al 0,67% del pasado ejercicio. Con ello, Bizkaia se sitúa aún más cerca del objetivo que se había marcado, el 0% (vertido crudo cero).

A lo largo de 2018 también se ha reducido el porcentaje de valorización energética en un 2,21%.

Bizkairezikla

Uno de los problemas más frecuentes a la hora de reciclar es saber exactamente en qué contenedor va cada uno de los residuos. Ese problema se puede solventar con la herramienta digital Bizkairezikla. Esta herramienta está disponible en la a página web de la sociedad pública foral Garbiker y en ella personas usuarias pueden realizar consultas para conocer cuál es el contenedor correcto para depositar un catálogo de más de 6.000 residuos agrupados en 19 categorías: alimentación, bebés, bricolaje, electrónica y electrodomésticos, envases, higiene, iluminación, informática y telefonía; juegos, juguetes y deportes; material escolar y de oficina; farmacia, menaje y hogar; mobiliario, vehículos, obras domésticas, pilas y baterías; textil y complementos; limpieza y otros.

21 Feb

Copenhill: una montaña de residuos para esquiar

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EN

CAMBIO 16

En Copenhague, el techo de una planta de tratamiento de residuos se convierte en una pista para esquiar. Copenhill es un lugar donde el ocio, el deporte y el asentamiento de energías verdes crean un espacio para la sostenibilidad hedonista. Difícil de imaginar un lugar donde el deporte y la basura comparten el mismo aire.

CPH 2025 es el plan climático para convertir a Copenhague en “una ciudad verde, inteligente y neutral en CO2¨. En este contexto, se inauguró el 1 de diciembre de 2018 Copenhill, un parque ubicado en el techo de la planta procesadora de residuos de la ciudad.

Y es que quienes hemos contado con la suerte de transitar las calles de Copenhague nos hemos encontrado con una ciudad amable diseñada para los peatones y ciclistas. Amplias avenidas rodeadas de árboles, elegantes edificios antiguos y modernos recamados con las más finas esculturas, hacen que Copenhague se sienta como una ciudad impoluta.

Una planta de residuos hedonista

Se podría pensar entonces que la polución vendría acompañada por una planta de desechos. Sin embargo, Amager Bakke o Copenhill es la combinación de lo feo con lo bello para diseñar un producto sublime y sostenible. Se trata de una planta de residuos que transforma 400 mil toneladas de basura al año en electricidad.

La planta abrió sus puertas el 30 de marzo de 2017 y es producto del diseño de la firma Bjarke Ingels Group. BIG (por sus siglas en inglés) diseña bajo la filosofía de que lo sostenible no tiene que dejar de ser divertido o no tienes que dejar de vivir para ser sostenible. Al contrario, todas las restricciones que conlleva el concepto de sostenibilidad son oportunidades para la creatividad y la invención. De allí la noción de sostenibilidad hedonista.

Producto de esta filosofía y de la meta de ser la primera ciudad neutra en emisiones de CO2, nos encontramos con este parque sobre la planta de residuos a 86 metros de altura. Este centro recreativo cuenta con un restaurante con diferentes vistas a la ciudad, el rocódromo artificial más alto del mundo para los amantes de la escalada y una pista sintética de esquí.

A falta de montañas… planta de residuos

La geografía de Copenhague se caracteriza por ser casi 100% plana. Los habitantes de la ciudad debían viajar hasta dos horas para poder esquiar. Sin embargo, ya los copenhaguenses no tienen que viajar hasta Suecia o Groelandia para disfrutar de este deporte, ya que la pista se encuentra a 10 minutos del centro de la ciudad. El proyecto que se inició en el 2011 se ha llevado a cabo con la mejor tecnología del mundo: red de seguridad de Italia, ascensores de Francia y Austria, pistas de esquí de Estados Unidos y Alemania y mano de obra danesa.

Este proyecto se enmarca en el cometido de cero emisiones, lo que significa que la producción de electricidad y calor estará basada principalmente en energía eólica, biomasa, energía biotérmica y residuos. Lo cual no solamente beneficiará al clima y al ambiente global y local, sino que ofrecerá la oportunidad de generar empleos verdes.

Ya habrá tiempo para visitar Copenhill una planta de residuos que se yergue como la síntesis de la ciudades del futuro.

11 Feb

Realizadas con éxito las primeras pruebas de camiones de Gas Natural Vehicular (GNV), transportando residuos a Zabalgarbi

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias Destacadas EN

NOTA DE PRENSA

Pruebas-camiones-Gas-Natural-Vehicular-GNVDentro de las actuaciones previstas en el despliegue del Plan Estratégico de Zabalgarbi,está la lucha contra el cambio climático y, consiguientemente, la reducción de los gases de efecto invernadero.

En esta línea, la planta colabora en la transición de vehículos de combustible tradicional a otros que usan energías más limpias, como son los camiones de residuo alimentados con gas natural. Ello permitirá reducir el impacto medioambiental en el transporte de los residuos que son valorizados energéticamente en Zabalgarbi.

Así, se ha realizado durante estos días una prueba donde se ha transportado con éxito residuos urbanos hasta el foso de la planta, utilizando para ello camiones alimentados con gas natural. Esta prueba es fundamental como paso previo para la instalación de una gasinera en Zabalgarbi, que pudiera suministrar Gas Natural Comprimido a los camiones que se vayan renovando y que próximamente realicen el trayecto hasta la planta.

Además de los responsables de Zabalgarbi, en la demostración han estado presentes los responsables de Garbiker−la empresa pública perteneciente a la Diputación Foral de Bizkaia y adscrita al Departamento de Sostenibilidad y Medio Natural−, el Ente Vasco de la Energía (EVE) y la gran parte de empresas de recogida de residuos municipales que prestan sus servicios a los Ayuntamientos y Mancomunidades de Bizkaia: FCC, IVECO, Valoriza, Enviser, CESPA y Garbialdi.

Anualmente, Zabalgarbi genera electricidad equivalente al consumo de Metro Bilbao durante 7 años.

Tal y como establece la Misión de la compañía, el objetivo es ser un agente fundamental en la economía circular, contribuyendo a la solución integral del tratamiento de los residuos, a través de una gestión excelente basada en la transparencia, en el desarrollo profesional y en el firme compromiso con su entorno, velando por la salud de las personas y el medio ambiente.

Cada año, Zabalgarbi trata unas 225.000 toneladas de residuos no reciclables y es capaz de generar entre el 30% y el 35% de la electricidad que se consume en los hogares de Bizkaia (=electricidad equivalente al consumo del metro de Bilbao durante 7 años).

Esta planta se inauguró el 22 de junio de 2005. Desde entonces, ha dado solución a más de 3’2 millones de toneladas de residuos que, de otra forma, hubieran ido a parar al vertedero y que hubieran producido un 175% más de emisiones de gases de efecto invernadero.

Esas 3’2 millones de toneladas de basura son equivalentes a llenar seis veces el nuevo estadio San Mamés.

21 Jan

Zabalgarbi patrocinará las actividad de deporte escolar del Universitario Bilbao Rugby

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EN

ESTRATEGIA EMPRESARIAL

 IMG_6551

Universitario Bilbao Rugby y Zabalgarbi. S. A han firmado un convenio de colaboración dirigido a patrocinar las actividades de rugby de deporte escolar que impulsa la entidad deportiva.El acuerdo ha sido rubricado por Aitor Jauregi, presidente del Universitario Bilbao Rugby, y Mikel Huizi, director general de Zabalgarbi. S. A., y durante el acto de firma los representantes del club y de la empresa han coincidido en que este convenio va a servir para transmitir a los niños y niñas los valores de respeto, compromiso e integración social que rodean a este deporte.

El acuerdo se firma para la temporada 2018-2019, con un aportación económica de Zabalgarbi S. A. de 2.500 euros, que sitúan a la empresa como patrocinadora oficial del Universitario Bilbao Rugby, único equipo de rugby de Bilbao y responsable de la Escuela Municipal de Rugby.

La escuela de rugby del Universitario Bilbao Rugby inició su andadura hace ya 15 años y desde entonces se centra en las categorías de pre-benjamines, benjamines, alevines, infantiles escolares, infantiles federados y cadetes federados. Desde los cinco años, los niñas y las niñas del Universitario Bilbao Rugby se forman deportivamente en valores como respeto, superación, solidaridad y humildad.

Esta colaboración se enmarca dentro de la Responsabilidad Social Corporativa de Zabalgarbi, que se basa en el compromiso por crear riqueza y bienestar en su entorno más cercano, impulsando actuaciones de promoción económica, patrocinio y campañas solidarias. De esta forma, se pretende aportar valor a Bizkaia, apostando por una sociedad y economía más sostenible, productiva e integradora.

Tal y como establece la Misión de la compañía, el objetivo es ser un agente fundamental en la economía circular, contribuyendo a la solución integral del tratamiento de los residuos, a través de una gestión excelente basada en la transparencia, en el desarrollo profesional y en el firme compromiso con su entorno, velando por la salud de las personas y el medio ambiente.

Zabalgarbi, S.A.

Artigabidea, 10

48002 Bilbao

Bizkaia

Phone number: 94 415 52 88

Fax: 94 415 19 69