Proximidad de incineradora TERSA no supone una mayor mortalidad según estudio

8 May, 2018 Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EN

LA VANGUARDIA

La proximidad de la incineradora de Sant Adrià de Besòs (Barcelona), de la empresa pública TERSA, no supone un mayor riesgo de mortalidad por enfermedades relacionadas con las dioxinas y furanos, según un informe de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) que se ha hecho público este martes.

El estudio concluye que “no se han detectado agrupaciones de áreas en las inmediaciones a la planta incineradora con una mortalidad por encima de la media de la ciudad” y que “no se ha encontrado una asociación significativa entre la mortalidad y la proximidad de la planta incineradora”.

La investigación se ha elaborado a partir de una “jornada de dioxinas” organizada por el Ayuntamiento de Barcelona en enero, a partir de las demandas de un colectivo de vecinos, representados en la coordinadora Airenet, que ha denunciado en varias ocasiones los malos olores procedentes, presuntamente, de la planta de TERSA.

Airenet presentó el pasado 12 de marzo una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente por la elevada contaminación por dioxinas que supuestamente produce esta planta de valorización energética.

Los argumentos de la coordinadora vecinal se basan en un estudio publicado en 2015 en la revista Science of the Total Environmental, coescrito por el profesor de la Universitat Rovira i Virgili (URV) José Luis Domingo, en el que se concluye que “los habitantes de esta zona sufren 2,5 veces más riesgo de desarrollar un cáncer”.

Sin embargo, el informe publicado hoy por la ASPB contradice las conclusiones de este estudio elaborado por la URV y establece que “las áreas más cercanas a la planta incineradora no tienen una razón de mortalidad más elevada que la media de Barcelona” y que no es de esperar que la mortalidad aumente en la zona con el paso del tiempo.

El estudio se ha elaborado a partir de “un diseño ecológico transversal que explora el riesgo de mortalidad por causas asociadas a la exposición de dioxinas y furanos” en el que se analizan pequeñas áreas de la ciudad, en un período que va de 1991 a 2015.

Las dioxinas y los furanos forman parte de un grupo de compuestos químicos orgánicos persistentes que tienen una alta toxicidad y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar al sistema inmunitario, interferir con las hormonas y causar distintos tipos de enfermedades, entre ellas varios tipos de cáncer.

Fuentes de la empresa pública Tersa han asegurado que se trata de “un estudio satisfactorio”, mientras que desde Airenet han criticado que la ASPB haya hecho público el informe antes de reunirse con ellos y han asegurado que están “bastante decepcionados”, pues “las cosas no se han hecho como se dijo que se harían”.

“Lo que pedimos es una auditoría interna y externa de TERSA y que se demuestre que no ha habido mala praxis”, ha destacado la responsable de relaciones externas de Airenet, Marta Rosés, quien ha señalado que la ASPB se reunirá con los vecinos de la zona esta tarde para presentarles el informe.

La planta de valorización energética de TERSA, ubicada en Sant Adrià de Besòs (Barcelona), es una empresa propiedad de Barcelona Serveis Municipals (59 %) -que pertenece al Ayuntamiento de Barcelona- y del AMB (41 %), y trata más de 45 toneladas de residuos por hora, lo que la convierte en la segunda mayor de España.

Zabalgarbi, S.A.

Artigabidea, 10

48002 Bilbao

Bizkaia

Phone number: 94 415 52 88

Fax: 94 415 19 69