El Ejecutivo dice que las energías renovables son ‘vitales’ en el mix, pero debe corregir los desajustes en las primas

22 mayo, 2013 adclick Sin categoría

 

ECONOTICIAS

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha asegurado este miércoles que las energías renovables son “parte esencial del mix energético” que quiere configurar el Gobierno, pero ha insistido en la necesidad de corregir los desajustes existentes en su régimen de incentivos porque al final esos desequilibrios “acaban en la factura de la luz” y los pagan los ciudadanos.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, el socialista Antonio Francisco Paradas ha preguntado al ministro por el sector de las renovables, que son “parte esencial” del mix y también de la estrategia modernizadora del Ejecutivo, que pasa por “una política económica que siente las bases para la recuperación del consumo y las inversiones, y una política sectorial, incluida la energética” que sea más competitiva.

Y para conseguir ese objetivo Industria está “intentando tener un mix de tecnologías de energía que sea lo más equilibrado y sostenible posible, pero no sólo en términos medioambientales, sino también en términos económicos y financieros”. “De lo contrario, todos esos desajustes acaban en el recibo de la luz”, ha avisado.

Correcciones acertadas

Además, Soria ha recordado que en 2007 el Gobierno socialista impulsó una “subida muy pronunciada” en las primas del régimen especial, que “pronto” se demostró “simplemente insostenible para el conjunto del sistema”, por lo que tres años después el mismo equipo decidió “acortar el periodo de tiempo durante el cual determinadas instalaciones podían obtener esas primas y disminuir el número de horas retribuidas en determinadas tecnologías, como la fotovoltaica”.

“Su política fue primero en la incorrecta dirección, al establecer incorrectos incentivos, y luego en la dirección correcta cuando se corrigieron”, ha señalado.

Sin embargo, estos argumentos no han convencido a Pradas, quien ha espetado al ministro que “no se nota” su interés en que el sector de las renovables juegue un papel fundamental en la economía del futuro y a quien ha acusado de tener “gran parte de culpa” en el número de parados y de haber puesto “al borde de la quiebra a más de 55.000 familias”.

Expectativas mutiladas

“El Gobierno ha sido incapaz de reactivar sectores tradicionales de la economía y ha mutilado las expectativas de otros que sí tenían futuro, como el de las renovables. Año y medio de Gobierno ha bastado para suprimir ayudas y establecer nuevos impuestos a la producción. Y eso puede beneficiar una vez más a las grandes eléctricas, que pueden quedarse con muchas instalaciones a precio de saldo”, ha advertido el socialista.

Por ello, ha instado al titular de Industria a “hacer caso al consenso” que desde distintos segmentos del sector se pide al Gobierno, porque “las condiciones del territorio son óptimas, es un sector empresarial consolidado y hay trabajadores con experiencia y una alta cualificación que se están teniendo que marchar a países que sí apuestan por este sector”.