El Gobierno vasco dice que el vertedero de Zalla cumple todas las exigencias.

16 abril, 2014 adclick Sin categoría

 

EL CORREO

El viceconsejero de Medio Ambiente del Gobierno vasco, Josean Galera, ha señalado hoy que “no cabe la clausura” del vertedero de Cespa en la localidad vizcaína de Zalla porque cumple “las numerosas condiciones exigidas para su actividad y no existe afección ambiental derivada”. El Ayuntamiento de Zalla había solicitado al Ejecutivo autónomo la clausura definitiva del vertedero de Cespa de Las Lagunas y denunciado que no ha acreditado en plazo el cumplimiento de las condiciones para hacer efectiva la Autorización Ambiental Integrada (AAI).

El consistorio vizcaíno, gobernado por la plataforma Zalla Bai, ha presentado un recurso de alzada contra la resolución de la Viceconsejería de Medio Ambiente del pasado 6 de marzo por la que se modifica y ejecuta la AAI de ese depósito de residuos. En una nota, el viceconsejero ha señalado que “no cabe la clausura del vertedero gestionado por Cespa en Zalla dado que, como acaba de comprobar el órgano ambiental, se cumplen perfectamente las numerosas condiciones exigidas para su actividad y no existe afección ambiental derivada”. “Si hemos resuelto otorgar la autorización ambiental efectiva es porque no se han encontrado afecciones gracias a que se cumplen las medidas que exigimos en su día”, ha asegurado el viceconsejero de Medio Ambiente.

El Ayuntamiento de Zalla ha denunciado varias irregularidades, como índices de sulfuros y amonio que superan “ampliamente” los límites establecidos, depósito de residuos no admisibles, como las escorias de Zabalgarbi, y falta de control de gases para evitar el riesgo de incendios y explosiones. Sin embargo, Galera ha indicado que “no se ha producido infracción ambiental alguna” y que “las escorias de Zabalgarbi allí recibidas son de naturaleza no peligrosa dado que es un simple material inerte”.

El vertedero de Las lagunas, en Zalla, recibió hace ocho años autorización para su actividad que fue modificada hace poco más de un mes actualizándose la normativa y comprobándose que el funcionamiento y servicio del mismo es correcto.