Hondakin birziklaezinen energia berreskuratzen dugu

Berriak

22Uzt

EKOADRILA kanpaina aurkeztu dute Eusko Jaurlaritzak, Ecovidriok eta Ecoembesek, hondakinei “bigarren bizitzak” emateko eta Euskadik birziklapenean emandako erantzuna eskertzeko

EUSKO JAURLARITZA

  • Euskadiko Hondakinen Plan berriak 2030ean gaikako bilketa % 75ekoa izateko helburua jasotzen du, kontuan izanik Euskadi gaur egun Estatu mailan aitzindaria dela % 63ko portzentajearekin “baina ezin dugu autokonplazentzian erori” dio Barredok
  • Kanal anitzeko dibulgaziozko kanpainak literalki emango die bizitza Detergenteberri, Lataburu, Kajaguren eta Fraskobideri, eta birziklatzearen garrantziari buruzko aholkuz eta opariz beteko dute Euskadi udaran
  • Ecoembesek azpimarratu duenez, “euskal gizarteak etxeko ontziak birziklatzeko duen konrpomisoa ukaezina da, eta hori erakusten ari da, baita egungo testuinguru zailean ere”
  • Ecovidrioren ustez "Euskadin beti aurkitu dugu lurralde eredugarria bat, lidergoa aldaketa klimatikoaren aurrean duen konpromisoan"
Kalean da jada Ecovidrio, Ecoembes eta Eusko Jaurlaritzaren birziklatze-kanpaina, ontziei bigarren bizitzak emateak duen garrantzia nabarmentzen eta Euskadik birziklatzen emandako erantzun-maila handia eskertzen oinarritua. Ekoadrilak uda osoan zehar animatuko du ondo birziklatzen jarraitzera, tona birziklatuen portzentajean Estatu mailan aitzindari izateko ez ezik, baita 2030erako Europako helburuekin lerrokatuta iristeko ere, ontzien % 75 berreskuratuta (gaur egun % 63koa da tasa). Aurkezpen-ekitaldian, Eusko Jaurlaritzako Ingurumen Jasangarritasuneko sailburuorde Amaia Barredok, eskualdeko Ecovidrioren generete Oskar Acedok eta Ecoembeseko Euskadiko ordezkari Jose Arrancudiagak parte hartu dute. EKOADRILA “oso hemengoa" den kanpaina bat da, bizitza propioz —besteren artean birziklatutako ontzi bakoitzarekin sortzen dena— betetako ontzi-familiekin. Bigarren bizitza horiek irudikatzeko lau pertsonaia sortu dira, hitz egin, abestu eta birziklatzeagatik eskertzen digutenak, eta, gainera, esan egiten digute zergatik den keinu hori hain garrantzitsua, baita nola egin ere modu egoki batean. Ekoadrilak bizitza hartu du 6 astetan Euskadi osoan zeharkatzeko. Hala, birziklatzeari buruzko zalantzak argitu eta opariak banatuko ditu (% 100 kotoi organikoz egindako poltsa bat) Ekoadrila Test-en parte hartzen duten guztien artean. Hortaz, uda honetarako kanpaina dibulgatiboa, atsegina eta ludikoa izango dugu. Bere protagonistak dira: Detergenteberri, plastikozko ontzien ondorengo. Lataburu, metalezko ontzi anitzen ondorengo. Kajaguren, kartoien eta paperen ondorengo. Eta Fraskobide, beirazko botilen eta txarroen ondorengo. Pertsonaia horiek eskerrak ematen dizkigute birziklatzeagatik, eta orain bezain ondo birziklatzen jarraitzera animatzen gaituzte.     Kanpaina didaktikoa: Kanpainak osagai didaktiko nabarmen bat du, birziklatzeari buruzko zalantza batzuk argitzeko geratzen baitira oraindik, eta kanpaina honek horiek argitzen lagunduko du. Kanal anitzeko komunikazioa: Birziklatzearen aldeko mezuak ahalik eta hedapen handiena izateko, kanpaina askotariko hedabideetan egongo da presente, 360º komunikazio-estrategia bati esker: prentsa-iragarkiak, metro-mupiak, autobusen markesinak, foiletoak, telebistako spotak, irratiko iragarkiak, sare sozialetakoak edo web honetan: www.ekoadrila.eus @detergenteberri @kajaguren @fraskobide ontziek beren profil propioa izango dute Instagramen, eta @ekoadrila-ren baterako perfil bat Facebooken. www.ekoadrila.eus webgunean aholkuak aurkitu ahal izango dira birziklatzeari buruz, eta 4 esperientzia iraunkor bikainen zozketan parte hartu ahal izango da, birziklatze-testa betetzeagatik soilik. Kanal anitzeko kanpaina hau uda osoan egongo da indarrean Euskadin eta irailaren lehenengo astean amaituko da. Ecoembesen esanetan, "Euskal gizarteak etxeko ontziak birziklatzeko duen konpromisoa ukaezina da. Gaur egungoa bezalako testuinguru zail batean erakusten ari da hori, gure planetarentzat hainbeste onura dituen keinu txiki hau indartu baitute. Horri esker, ekonomia zirkularrerantz pauso sendoak ematen jarrai dezakegu eta etorkizunari baikorrago begiratu.” Bestalde, Ecovidriok adierazi duenez, "Euskadin beti aurkitu dugu lurralde eredugarria bat, aitzindaria klima-aldaketaren aurrean duen konpromisoan. Osasun-krisiaren erdian, Euskadiko herritarrek beira edukiontzi berdean uzten jarraitu dute, aurreko ekitaldietan baino maizago, eta horrek erakusten du ohitura hori oso finkatuta dagoela herritarren artean ". Hondakinen kudeaketa eraginkor baten aldeko apustua Euskadik eztabaigadai eta tramitazioan dauka 2030 epemugako hondakinak prebenitzeko eta kudeatzeko plana. Hondakinen sorreraren korronte nagusietako bat udal-eremukoa da, non urtean 1 milioi tona baino zerbait gehiago sortzen dugun; 481 kg/biztanle urteko ratioa, alegia. Kopuru hori % 2,2 jaitsi da 2010. urtearekin alderatuta (492 kg/bizt. eta urteko), eta helburutzat planteatzen da —sortzen ez dena baino hondakin hobeagorik ez dagoela printzipioaren pean— 2030erako tasa hori % 10 murriztea. Naiz eta 2020 osoan covid-19agatik bizitako salbuespenezko egoera gorabehera, gaur egun oraindik ere baldintzatzen gaituena, hondakinen gaikako bilketa edo bereizketa eta hondakin-tipologia bakoitzerako aurreikusitako edukiontzien erabilera berriro kontsolidatu da, ingurumenaren alde euskal gizartean oso zabaldua dagoen praktika gisa. Ondorio hori atera da Euskadin hondakin horien bilketa-zerbitzua ematen duten tokiko erakundeek —251 udalerri ordezkatzen dituztenek— emandako herritarren partaidetza-datuetatik. Zifra horiek ziurtatu egiten dute urtetik urterako hazkundea gaikako bilketarako edukiontzietan —horia, urdina, berdea eta marroia— utzitako hondakin-kopuruan.
  • Euskadiko biztanle bakoitzak 24,4 kg hondakin —% 6,7 gehiago aurreko urtearekiko— utzi zuen edukiontzi horietan, plastiko, metal eta brikezko etxeko ontzietarako direnetan. Kopuru hori, azken bost urteetan, % 34 handitu da.
  • Bestetik, edukiontzi urdinean jasotako hondakin-kantitatea % 3,3 gutxiago izan zen; pertsona bakoitzak 32,5 kg paper eta kartoi utzi zituen bertan. Beherakada puntual bat da zeren eta, azken bost urteetan, % 3 handitu baita kantitate hori.
  • Beirazko ontziei dagokienez, gaineratu beharra dago covid-19ak markatutako urte horretan, edukiontzi berdeen bitartez, guztira 58.457 tona beirazko ontzien hondakin jaso zirela Euskal Herrian; herritar bakoitzak 26,3 kg/biztanle (90 ontzi inguru pertsonako).
Ingurumen Jasangarritasuneko sailburuordeak positiboki baloratzen du datuen hobekuntza, baita herritarrek egokiro erantzuten jarraitzea, kondizio gogorretan ere, baina adierazi duenez “ezin dugu eta ez dugu konformistak izan behar”. Bestetik, Barredok gaineratu duenez “Europatik ezartzen ari diren birziklatze-helburuak gero eta handiagoak dira eta ez dugu autokonplazentzian erori behar.” Europako helburuk horiek bete daitezen, Plan berriak % 75eko gaikako bilketaren helburua planteatzen du; orain % 63koa da Euskadin. Udal hondakinetan oinarritzen bagara, eta batez ere loturiko lege-helburuak dituzten lehentasunezko korronteetan, hobekuntza nabarmendu beharko litzateke korronte birziklagarri guztietan: biohondakinak, ontzi arinak, beira, metala, zura, eta papera eta kartoia. Helburu horiek lortze aldera, Eusko Jaurlaritzak, Hondakinak Prebenitzeko eta Kudeatzeko 2030 Plana sustatzen ari da, hainbat lan-lerro planteatzen ditu hondakin horien prebentziora eta baloraziora bideratuak. Euskadik, besteren artean, ondokoak planteatzen ditu: % 20ko murrizketa ontzi arinen sorkuntzan; edarien ontzien % 40 berrerabilgarriak izatea; ontzien hondakinen % 70 birziklatzea lortzea, eta PET botiletan % 30ean gehitzea material birziklatua. Barredok dioenez “egunero gehiago eta hobeto jarraitu behar dugu bereizten, gaur egun birziklatzen ez diren materialez osatutako ontzietan edo bilgarrietan merkaturatzen diren produktuak erabiltzea edo erostea ekidinez. Neurriak indartzen eta sentsibilizatzen jarraitu behar dugu, etxeetan egiten den bereizketa doitzeko, zeren eta, oraindik ere, hondakinak ez dagozkien edukiontzietan uzten baititugu”. Klima-aldaketaren aurka borrokatzea, beranduenez 2050ean klimaren neutraltasuna lortuz, erronka eta ahalegin handia da euskal gizarte osoarentzat, eta, horretarako, Eusko Jaurlaritzak BASQUE GREEN DEAL estrategia ezarri du. Gure etxeetan hondakin-zatiak bereiztea eta edukiontzietan behar bezala uztea bezalako keinu txikiak egitea herritarren aldetik ekarpen handia da CO2 isuriak murrizteko eta hondakinen kudeaketa publikoaren kostuak murrizteko.
13Uzt

La valorización energética es clave para contrarrestar las emisiones de GEI

RETEMA

La Unión Europea ha establecido unos compromisos especialmente desafiantes para España en materia de gestión de residuos urbanos: se prohibirá la admisión de estos, susceptibles de ser valorizados, en vertedero a partir de 2030 y se deberá reducir al 10% en peso la cantidad de residuos urbanos depositados en estos espacios antes de 2035. Ante este reto, la valorización energética, un proceso basado en la producción de electricidad y calor mediante el aprovechamiento del poder calorífico de los residuos, se posiciona como un esquema clave para el cumplimiento de estos objetivos. Sin embargo, en España, los vertederos siguen siendo el principal sistema de gestión de los residuos urbanos. Según datos del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, España generó un total de 22,2 millones de toneladas de residuos urbanos, de los que el 53,4% (11,8 millones de toneladas) tuvieron como destino final el vertedero, mientras que tan solo el 18% (4 Mt) se reciclaron y el 17% (3,7 Mt) se dedicaron a compostaje. El 11,6% (2,5 Mt) restante de residuos se valorizaron energéticamente. En nuestro país, la gestión de estos desechos urbanos representa el 4% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Es por ello, que desde Aeversu, la asociación que agrupa a 12 instalaciones, 11 en nuestro país y 1 en Andorra, hemos encargado a G-advisory, firma de asesoramiento independiente del Grupo Garrigues, un estudio para analizar la contribución de este sector a la mitigación del cambio climático y a la transición hacia una economía baja en carbono. Para ello, el estudio analiza la huella de carbono y el balance neto (huella de carbono menos emisiones evitadas) de la valorización energética de residuos urbanos y los compara con la huella de carbono y el balance neto asociados a la eliminación de estos en vertedero. Los resultados, obtenidos de la información actualizada de cada planta (cantidad residuos urbanos recibidos anualmente, cantidades producidas de escorias y cenizas, consumos de combustibles y electricidad, energía eléctrica producida, etc.), así como información relativa al transporte de residuos, y fuentes de información pública relativa a la gestión de residuos urbanos y a su valorización energética, y datos sobre las  emisiones de gases de efecto invernadero,  son muy significativos para cumplir con los objetivos europeos, pero también con los nacionales. Recordemos que recientemente se ha aprobado la Ley del Cambio Climático, que establece, para el año 2030, recortar al menos un 23% de sus gases de efecto invernadero respecto a 1990.

Huella de carbono: vertederos Vs. Valorización energética

La huella de carbono mide la totalidad de GEI emitidos por efecto directo o indirecto, con el fin de determinar su contribución al cambio climático, y se expresa en toneladas de CO2 equivalentes (tC02 e). De acuerdo con los análisis de este estudio, la huella de carbono de la valorización energética es claramente menor que la huella de carbono asociada a la eliminación en vertedero. En este sentido, las plantas de valorización energética generan unas emisiones de GEI de 377 kg CO2e / t RU y presentan un balance neto de 224 kg CO2e / t RU. Por su parte, los vertederos generan unas emisiones de GEI de 781 kg CO2e / t RU, un 107% más que la valorización energética, y cuentan con un balance neto de 772 kg CO2e / t RU, un 245% más que la valorización energética. El balance neto del vertido de residuos urbanos en España es casi 10 millones de t CO2e, por lo que se puede concluir que la eliminación de los desechos en vertedero generan unas dos veces más emisiones de GEI que la valorización energética, por tonelada de residuo tratado, y presentan un balance neto 3,5 veces mayor. Con estos datos, podemos concluir que existe una importante diferencia entre las emisiones de GEI derivada de la valorización energética y del depósito en vertederos por toneladas de residuos urbanos. La valorización, por sus menores emisiones que el depósito en vertedero, puede jugar un papel muy importante en el cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones marcados por la Unión Europea y España. De hecho, a día de hoy, un incremento del reciclaje no es suficiente a priori para cumplir con los objetivos de vertido, y debe ir necesariamente acompañado de un aumento de la valorización energética de residuos. De esta forma, se contribuirá a lograr los objetivos de reducción de emisiones de GEI. Pero además de estas ventajas, el desarrollo de estas instalaciones tiene numerosos beneficios para el cuidado del medio ambiente. En primer lugar, la valorización energética es un proceso recomendado para los residuos que no pueden ser reutilizados ni reciclados y vital, para otros, como los productos sanitarios, que presentan pocas alternativas viables de gestión. Además, el aprovechamiento energético de los residuos evita su eliminación en vertedero y los impactos ambientales y sociales asociados a esta. En concreto, mediante la producción de energía – calor y electricidad – se evitan las emisiones de GEI que se habrían producido al generarse dicha energía mediante otras tecnologías que utilizan combustibles fósiles. También, la valorización energética permite reducir el volumen de desechos que terminan en vertedero en un 90%. Con estas cifras en la mano, desde Aeversu insistimos en la necesidad de desincentivar el vertido para situarnos en la línea de los países europeos más avanzados y con más tradición medioambiental, donde ya han conseguido acabar con los vertederos, y reducir drásticamente el porcentaje de vertido actual. Debemos entender la valorización energética como una parte esencial de la economía circular. Sin ella, no es posible completar el ciclo de recuperación de los residuos y la consiguiente transformación en recursos. Además, nos encontramos en un momento de especial compromiso con una nueva realidad medioambiental y no debemos dejar pasar la ocasión de aportar medidas para conseguirlo. Pero, ¿cómo podemos cumplir con los objetivos fijados por Europa? De acuerdo con el informe, según estimaciones de CEWEP (Confederation of European Waste-To-Energy Plants), se necesitaría un incremento de 40 millones de t/año de capacidad en las plantas de valorización, lo que permitiría llegar a una capacidad de 142 millones de t/año de residuos que estiman necesaria para cumplir con los objetivos fijados para 2035.

Contribución de la valorización energética en el futuro

El informe de G-Advisory también ha analizado a futuro uno de los parámetros más relevantes que influye en el balance neto de ambos tipos de tratamiento de residuos urbanos. El escenario de evolución del mix eléctrico hacia un incremento de la proporción de energías renovables supondrá una reducción de las emisiones evitadas mediante valorización energética y, por tanto, un incremento de su balance neto. Esto mismo ocurre con las emisiones asociadas al vertedero. Sin embargo, debido a que las emisiones evitadas en los vertederos son mucho menores, estos acusan menos la disminución del factor de emisión del sector eléctrico, y el aumento del balance neto en los futuros escenarios sería más moderado. Como conclusión, las emisiones del depósito en vertedero en 2030 y, de acuerdo con el escenario objetivo del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), siguen resultando un 115% superiores a las de la valorización energética. Por su parte, el balance neto del depósito en vertedero en 2030 y de acuerdo con el escenario objetivo del PNIEC, sigue resultando un 133% superior al de la valorización energética. Nos encontramos ante un escenario esperanzador y seguiremos trabajando para conseguir aumentar la red de infraestructuras en España, por ser esenciales para el medio ambiente y por tratarse de generadoras de empleo de calidad. Rafael Guinea, Presidente de Aeversu.
07Uzt

¿Cómo trata la Unión Europea sus residuos municipales?

RETEMA

Los datos confirman que los países de la UE que se desempeñan bien con el reciclaje prefieren enviar su parte de residuos no reciclables a plantas de conversión de residuos en energía. Desafortunadamente, demasiados estados miembros de la UE todavía envían más del 40% de sus residuos municipales a los vertederos. (Algunos ejemplos: 78% en Grecia; 76% en Rumanía; 67% en Chipre; y hasta 92% en Malta). Por qué los rellenos sanitarios son un problema Los vertederos producen metano, un gas de efecto invernadero muy potente (84-86 veces más potente que el CO2 durante un período de 20 años). Ocupan tierras valiosas con altos riesgos de contaminación del agua y el suelo, incluida la contribución a la basura marina a medida que el viento arrastra los microplásticos de los vertederos (no suficientemente controlados) a los cuerpos de agua. Según la jerarquía de residuos, el vertido debería ser la opción de último recurso para el tratamiento de residuos cuando no queda otra alternativa. [embed]https://youtu.be/g0NUksQbgm4[/embed] Reciclaje y conversión de residuos en energía en aumento. Los vertederos están disminuyendo (pero debemos estar atentos) En 2010, el reciclaje representó el 39%, la conversión de residuos en energía el 23% y los vertederos el 38%. Gracias a mejores políticas de residuos y cambios sociales, el tratamiento de residuos mejoró a lo largo de los años, con más reciclaje y conversión de residuos en energía, y menos vertederos. En 2019, el reciclaje aumentó al 48% y la conversión de residuos en energía al 27%, mientras que los vertederos cayeron al 24%. Sin embargo, en 2019 el número de vertederos aumentó por primera vez en 20 años, pasando de 116 a 118 kg por ciudadano medio de la UE. La generación de residuos sigue siendo un problema Los ciudadanos de la UE generaron alrededor de 225 millones de toneladas de residuos municipales en 2019. Esto corresponde a 502 kg por persona, un aumento por quinto año consecutivo, aunque por debajo del pico de 2008 de 518 kg. Tanto el reciclaje como la conversión de residuos en energía aumentaron su capacidad en la última década, casi reduciendo a la mitad la cantidad de residuos municipales enviados a los vertederos. Sin embargo, todavía se necesita mucho trabajo para que menos del 10% de los residuos se depositen en vertederos en la UE para 2035, como lo exigen las políticas de la UE.
02Uzt

Los “garbigunes” móviles de Bilbao pasarán semanalmente por los distritos

DEIA

Los "garbigunes" móviles de Bilbao pasarán, a partir del próximo lunes, semanalmente por todos los distritos, en vez de hacerlo una vez al mes, ha informado el Ayuntamiento en una nota. Los "Bilbogarbis" asistidos estarán disponibles durante una hora a la semana, mientras que los que no cuentan con personal de atención estarán de cuatro a cinco horas, además de los fines de semana. Los itinerarios de los "Bilbogarbis" se pueden consultar en Geobilbao, el teléfono de información municipal 010 o en consulta por correo electrónico al servicio de limpieza. En los Bilbogarbis se pueden depositar aquellos materiales que no cuentan con contenedor en la vía pública, como equipos electrónicos, pinturas o bombillas.

Bazenekien…?