Hondakin birziklaezinen energia berreskuratzen dugu

Berriak

10Mai

Valorización energética de residuos y descarbonización en la UE

RETEMA

La certificación de la eliminación de carbono por parte de la Comisión Europea es un primer paso positivo en la implementación exitosa de tecnologías de captura, almacenamiento y utilización de carbono (CCUS) en Europa. Las especificidades de todos los sectores, incluida la conversión de residuos en energía , deben tenerse en cuenta para garantizar el logro de los objetivos de neutralidad de carbono para 2050. Para Waste-to-Energy, la integración de CCUS es un paso adicional hacia la descarbonización . De hecho, capturar y almacenar permanentemente CO2 biogénico puede “permitir que los desechos sean una fuente de energía de emisiones netas nulas o incluso negativas”, como reconoce el último informe del IPCC (2022). Si bien los proyectos en el sector, en Oslo y Copenhague, por nombrar algunos, se han desarrollado a un ritmo acelerado en los últimos años, lo que demuestra que la tecnología está madura, aún falta una regulación integral a nivel de la UE para la implementación exitosa de CCUS en plantas Waste-to-Energy. Para permitir que el sector Waste-to-Energy contribuya plenamente a los esfuerzos de descarbonización de la UE, ESWET exige la certificación de eliminación de carbono para:
  • Establecer un marco legislativo claro y sin contradicciones con otros instrumentos de descarbonización
  • Facilitar el acceso a la financiación de la UE para instalaciones Waste-to-Energy para integrar la captura de carbono, especialmente para plantas a gran escala.
  • Proporcionar un caso comercial e incentivo financiero para la eliminación de CO2 fósil y biogénico
Un esquema de certificación sólido también permitirá el desarrollo de la cadena de valor completa, incluido el transporte, el almacenamiento y la utilización del carbono. De hecho, dado que se necesita más apoyo financiero para garantizar el despliegue a gran escala de la infraestructura en Europa y garantizar la eficacia de la eliminación de carbono, una regulación clara proporcionará visibilidad a los inversores y facilitará nuevos proyectos . Las plantas de conversión de residuos en energía ya actúan como sumideros de carbono proporcionando calor y electricidad, desviando los residuos de los vertederos y recuperando metales y minerales de las cenizas de fondo de la incineración. Además, debido a la composición heterogénea de los residuos no reciclables tratados, cerca del 50% de las emisiones emitidas por las plantas son de origen biogénico, es decir, de biomasa. La integración de CCUS permitirá que estas plantas se conviertan en emisores de carbono negativo.
25Api

Enterramos energía barata y compramos energía muy cara

CINCO DÍAS

Nos encontramos en un momento de gran emergencia. Es necesario dejar atrás la época en que las opiniones y prejuicios retrasaban las decisiones basadas en datos y ciencia, especialmente en todo lo relativo a energía, recursos y medio ambiente. En el este de Europa, Alemania o países nórdicos, se está debatiendo acerca de la ética de seguir comprando gas a Rusia financiando su guerra, u optar por cortar el suministro y provocar una enorme crisis en la propia industria. Y sí, hablo fundamentalmente de la industria, ya que, en la mayoría de las ciudades de esta zona de Europa, el suministro de calefacción a los ciudadanos se realiza a través de redes de distrito, que son tuberías que distribuyen el calor a los radiadores de los hogares (de la misma manera que los cables distribuyen la electricidad). Este calor, desde hace muchos años y en su mayoría, proviene de una fuente autóctona, fiable y neutra en carbono que es la valorización energética de los residuos urbanos que no se pueden reciclar, es decir, transforman su basura en electricidad, vapor o agua caliente para uso domestico o industrial. La energía generada en Europa a través del tratamiento de los residuos no reciclables representa unos 40.000 gwh de electricidad que aprovechan 18 millones de ciudadanos, y que al precio actual de la energía supone un ahorro de unos 13.000 millones de euros. Además, 15 millones de habitantes reciben calor en sus hogares gracias a los 90.000 gwh generados con el tratamiento de estos residuos, sin tener que depender del precio del gas o el barril de petróleo. En este momento viene a colación citar las palabras de Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en la presentación del Perte de economía circular. Durante la misma, afirmó que “una economía eficiente en el uso de recursos fortalece nuestra autonomía estratégica y reduce la vulnerabilidad ante las crisis globales”. Dicho esto, en España nos encontramos en la posición de cola en cuanto al tratamiento de residuos. No hemos cumplido el objetivo de reciclaje del 50% en 2020, lo cual nos merma en competitividad y nos obliga a comprar fuera materias primas, en lugar de reutilizar los recursos ya existentes. Somos de lejos el país de la UE que más residuos destina a enterramiento en vertedero, cada año más de 11,8 millones de toneladas. El vertido, además de ser la peor opción de gestión de residuos desde un punto de vista ambiental por la contaminación de suelo, o climático por la emisión de metano y siloxanos de los vertederos, implica enterrar millones de kwh de energía barata, autóctona, fiable y neutra y, a cambio, comprar energía a precios muy elevados, externa y fósil. En Europa se sorprenden del reducido número de plantas de valorización energética que hay en España y del gran desconocimiento de esta alternativa tanto a nivel social como político. Se llevan a los vertederos un 53,4% de los residuos, sin plantear ninguna alternativa o solución al respecto. Nos encontramos ante una realidad muy alejada de los países más avanzados de la UE en materia medioambiental. ¿En qué podría ayudar la valorización energética? Suponiendo que todos esos residuos que van ahora a los vertederos en nuestro país se enviaran a estas instalaciones (11 en total), el potencial de energía producido sería el equivalente a las necesidades de 2,25 millones de hogares o al consumo de 5,5 millones de personas. La valorización energética de los residuos que enterramos no va a solucionar por sí sola la crisis energética española, pero es una palanca más a activar. Su valor añadido nos permitiría sustituir 7.800 gwh de electricidad producidos por otras fuentes de energía cada año y, por tanto, supondría un ahorro de 1.560 millones de euros directos de coste a las familias y empresas españolas, considerando el precio medio de la energía en el mercado mayorista durante el pasado mes de febrero. A su vez, nos permitiría reducir nuestra huellas ambiental y ecológica. La situación general obliga a terminar los debates no productivos, a tomar las mejores decisiones posibles, y a tomarlas ya. Rafael Guinea es Presidente de Aeversu (Asociación de Empresas de Valorización Energética de Residuos Urbanos).
21Api

Roma construirá una incineradora de basura para atajar el problema de residuos

LA VANGUARDIA

El alcalde de Roma, Roberto Gualtieri, ha anunciado su intención de construir antes del 2025 una planta de incineración de basura con la que se generará energía, como solución al problema de los residuos que la capital arrastra desde hace años. "Será un punto de inflexión histórico para la ciudad y también para el país", celebró hoy el regidor en una entrevista al diario "Il Sole 24 Ore". El termovalorizador, que generará energía mediante la quema de la basura capitalina, será construido por la empresa pública ACEA antes del Jubileo de 2025 y costará en torno a 150 millones de euros (162,7 millones de dólares). Roma arrastra graves deficiencias en su servicio de recogida de basuras desde hace años, y el problema está volviendo a ser muy perceptible con el regreso de los turistas tras la pandemia. Esto se debe a las escasas plantas de tratamiento de basura que posee la capital, que cada día produce 4.600 toneladas de deshechos, más de la mitad sin reciclar, según datos del 2016. El problema es doble: en primer lugar esta basura es tratada únicamente en tres plantas de separación de residuos y que no son suficientes y, por otro lado, Roma carece de vertederos idóneos o de plantas que puedan acabar el ciclo de los deshechos no reciclables. Esto hace que el sistema se atasque con asiduidad, dejando las papeles y los contenedores de las calles sin vaciar, y obliga a la capital a depender de los vertederos de otras ciudades italianas o incluso extranjeras, a las que envía camiones de basura. Por esa razón, el alcalde Gualtieri ha apostado por construir una incineradora de basura con la que se generará energía, un sistema criticado por organizaciones como Greenpeace. "Actualmente Roma depende completamente de plantas contaminantes, caras y precarias por toda Italia y Europa. Con las instalaciones previstas, a partir del termovalorizador (incineradora), reduciremos en un 90 % nuestras necesidades de vertederos", apuntó. Esto hará, según los cálculos del alcalde, hasta el año pasado ministro de Economía italiano, que las emisiones se reduzcan en un 45 % y se genere energía para 150.000 familias cada año. El presidente de la región del Lazio, Nicola Zingaretti, expresó su "alegría" por esta iniciativa. "He pasado años y años buscando plantas y lugares a las que llevar la basura de Roma", reconoció el gobernador.
19Api

Udalek 4 puntutik 3,5eko balioa eman diote hondakinak kudeatzeko foru-plan berriaren helburu eta programen interesari

BIZKAIKO FORU ALDUNDIA

Bizkaiko hamar udalerritik zortzik parte hartu dute Bizkaiko Foru Aldundiak garatutako prozesu parte-hartzailean, 2030. urtera arte arlo horretan lortu beharreko estrategiak eta helburuak zehaztuko dituen hondakinen kudeaketa-plan berriaren prestaketan egindako aurrerapenen berri lurraldeko udal eta mankomunitateei emateko. Dokumentu honetan jasotako helburuen eta programen interesa oso handia izan da, 4 puntutik 3,5ekoa, eta tokiko erakundeek 492 proposamen egin dituzte, hainbat ekarpenetan baturik. Guztira, 97 udalerrik hartu dute parte prozesu horretan. Udalerri horiek guztiek lurraldeko biztanleriaren % 89 ordezkatzen dute, eta horrek argiro erakusten du planak interes handia piztu duela udalen eta mankomunitateen artean. Dokumentu horren esparruan, foru-erakundeak proposatutako programek jaso duten balioespen handiaz gain, nabarmendu behar da programa guztiak egokitzat jo direla. Gaikako bilketari berrerabileraren balioa emateari eta erakundeen arteko koordinazioari lotutakoak balioetsi dira ondoen. Ekarpenei dagokienez, programa hauetan jaso da ekarri gehien:
  • Hondakinen prebentzioaren kudeaketa eta, horren baitan, sortzen diren hondakinen kopurua eta eta hondakin horien ondorio kaltegarriak murrizteko neurrien multzoa. Programa honek 27 ekarpen jaso ditu, besteak beste, udalek eta beste erakunde publiko batzuek pisuaren araberako erosketak bultzatzea, ontzirik eta bilgarririk erabili gabe; saltokiei jardunbide egokiak errazteko komunikazio-kanpainak egitea, kartoiaren eta plastikoaren erabilera murrizteko; edo jatetxeetako, otordu-zerbitzuetako eta soberakin-sortzaile handietako elikagaien soberakinak biltzea eta banatzea.
  • Gaikako bilketa, arlo horretako irtenbide berritzaileen eta eraginkorrenak bultzatzea eta sustatzea helburu duena. Esparru horretan, 26 ekarpen jaso dira, eta horien artekoak ditugu edukiontzietan sartzeko azterlanak egitea eta bilketa-sistemetan hobekuntzak egitea (gaikako bilketa adimenduna), garbigune mugikorrak bultzatzea edo eskolako hezkuntza-programak sustatzea errebalorizazio-instalazioetan.
  • Berrerabilerari balioa ematea. Programa horrek berrerabilitako etxeko produktuen bolumena handitzeko eta halakoak tratatzeko instalazioak hobetzeko jarduerak garatzea du helburu, eta 22 ekarpen jaso ditu. Besteak beste, publizitate-iragarkiak egitea, arropa, liburuak eta beste objektu batzuk berrerabili eta eman daitezen bultzatuz; hondakinak biltzeko eta garraiatzeko protokoloak ezartzea, berrerabilera sustatzeko edo edukiontzi zurietan beste produktu batzuk sar ote daitezkeen aztertzeko.

Parte hartzeko prozesuaren nondik norakoak

Parte hartzeko prozesua bi orduko 11 topalditan gauzatu da, otsailaren 7tik 21era bitartean. Topaldien lehen zatian, planaren aurrerapenak, edukiak eta helburuak aurkeztu dira, gai horiei buruzko galderen txanda egin da eta eskualdeetako hondakinen prebentzioari eta kudeaketari lotutako egungo egoerari buruzko gogoetak edo ekarpenak azaltzeko gunea baliatu da, bai eta tokiko erakundeen iritziz, plana osatu behar elementuen gaineko azalpena emateko ere. Topaldiak amaitu ostean, inprimaki bat bidali zitzaien udalei eta mankomunitateei, ekarpenak idatziz egin zitzaten, barne-zerbitzuen bidez emandako dokumentazio guztia aztertu eta gero. Inprimakiak bi osagai nagusi zituen: alde batetik, Bizkaiko Foru Aldundiak proposatutako programen egokitasunaren balioespena, planaren helburuak lortzearen inguruan, eta, bestetik, gune ireki bat, programen edukia sakondu eta zehaztu ahal izateko ekintza-proposamenak eransteko.

Planaren helburuak

Bizkaiko Toki Eskumeneko Hondakinak Prebenitzeko eta Kudeatzeko 2030eko Plan Integral berria (BPKPIB 2030) prestatzen ari da Bizkaiko Foru Aldundia, eta proposamena lurraldeko udalekin eta mankomunitateekin partekatu du. Planak honako helburu hauek ditu:
  • 2010ean baino % 15 hondakin gutxiago sortzea, eta 2019an baino % 20 gutxiago sortzea ontzi arinen hondakinak.
  • Berrerabiltzeko prestaketa-tasa % 20 hobetzea.
  • Etxeko hondakin arriskutsuen, ehunen, sukaldeko olioen, tamaina handiko hondakinen eta GEEHen (gailu elektriko eta elektronikoen hondakinak) gaikako bilketaren % 100 betetzea, eta udalerrietan biohondakinetatik bereizita biltzea.
  • Udal-hondakinak berrerabiltzeko eta birziklatzeko tasa (balorizazio materiala) % 79,83koa izatea; energetikoki balorizatutako hondakinen ehunekoa % 20tik behera jaistea; eta udal-hondakinen isurketa-tasa (tratatuak eta tratatu gabeak) % 2,49koa izatea.
  • Herritarren eta eragile ekonomikoen informazioa eta ideia berritzaileak elkarlaneko ingurune digitalizatu batean integratzea, hondakinak kudeatzeko sistema etengabe hobetzeko tresnak eta palankak sortzea ahalbidetuta.
  • Hondakinak kudeatzeko sistema integratua izatea lurralde osoan, eta horren jasangarritasun ekonomikoa eta ingurumenekoa bermatzea, udalekin eta mankomunitateekin lankidetzan.

Bazenekien…?