Author: Zabalgarbi

05 Ira

Usar residuos como palanca de competitividad e independencia energética

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EU

EXPANSIÓN

Dimas Vallina, director gerente de Fundación CEMA

La invasión de Ucrania está tensando el sistema energético mundial, elevando los precios y provocando preocupaciones sobre la seguridad energética. En respuesta a este desafío, la Comisión Europea presentó el pasado mes de mayo un plan para poner fin a la dependencia de la UE con respecto a los combustibles fósiles rusos, conocido como ‘REPowerEU’.

Hay una doble urgencia para transformar el sistema energético europeo: poner fin a la dependencia de la UE con respecto a los combustibles fósiles rusos, que se utilizan como arma económica y política y cuestan a los contribuyentes europeos casi 100.000 millones de euros al año y hacer frente a la crisis climática.

Las principales líneas del plan son el ahorro de energía mediante la eficiencia energética, la diversificación del suministro energético, una red de energía de la UE verdaderamente interconectada, nuevas inversiones y reformas y la rápida sustitución de los combustibles fósiles. En este sentido, y dentro de la ficha informativa “industria limpia” que acompaña al plan, se cita expresamente a la valorización de residuos como una de las medidas para impulsar el desarrollo de procesos industriales más limpios, junto con el hidrógeno verde, la eficiencia energética, o el uso circular de materiales, entre otras.

Por tanto, ya no hablamos solamente de que usar residuos no reciclables como materia prima y/o combustible es una medida óptima desde el punto de vista ambiental, sino que tiene un carácter estratégico como país para asegurar la competitividad e independencia energética de la industria española y europea.

Sin duda, la valorización de residuos tiene un carácter totalmente estratégico para la industria cementera. Por una parte, la valorización material permite la sustitución de materias primas naturales (piedra caliza, arcillas…) por residuos minerales generados en otras industrias (residuos de construcción y demolición, lodos de la industria papelera…), reduciendo así la explotación de recursos naturales en las canteras. Por otra, la valorización energética, permite sustituir parcialmente los combustibles fósiles empleados en el sector (fundamentalmente coque de petróleo) por otros procedentes de residuos que no se han podido reciclar y que en España se siguen enterrando mayoritariamente en vertederos. La mayoría de esos residuos son total o parcialmente biomasa, y por tanto neutros en cuanto a sus emisiones de CO2. Es decir, se reducen las emisiones al mismo tiempo que se mejora la competitividad de la industria, no olvidemos que en el mes de junio el precio de la tonelada de CO2 superó los 83 euros.

Según datos del Observatorio de Economía Circular en la Industria Cementera, que elabora anualmente el Instituto Cerdà para la Fundación laboral del cemento y el medio ambiente (CEMA), y cuya doceava actualización acaba de publicarse, las fábricas de cemento españolas han recuperado material y energéticamente casi 60 millones de toneladas de residuos desde el año 2004. Aprovechar la energía y los materiales contenidos en 59,5 millones de toneladas, el equivalente a todos los residuos urbanos generados por la ciudad de León en un año, no es un dato menor; y más en España, donde más de la mitad de nuestros residuos municipales siguen enterrándose.

Una de las razones fundamentales de esta mala práctica medioambiental son los bajos costes del vertido en nuestro país. Así, y según datos también de nuestro Observatorio de Economía Circular, en España hay siete Comunidades Autónomas que hasta la fecha no aplican tasas disuasorias al vertido. En el resto, el importe medio de la tasa es solo de 14,4 euros por tonelada, muy lejos de países como Dinamarca, Austria o Bélgica con tasas que oscilan entre los 79 y 100 euros por tonelada. Confiamos que, con la aplicación efectiva de la nueva Ley de residuos, donde se recoge un impuesto de 40 euros por tonelada métrica al depósito de residuos municipales, se produzca un efecto disuasorio y se genere toda una cadena de valor asociada al reciclado y a la valorización de residuos, que, además de ayudar a nuestro país a cumplir el objetivo comunitario de enviar únicamente el 10% de residuos a vertedero en 2035, permita también la generación de empleo verde.

En el ámbito de la valorización material me gustaría poner el foco en los RCD -residuos de construcción y demolición-, uno de los mayores flujos de residuos de nuestro país, con una generación estimada anual de 25 millones de toneladas según datos del Miteco, y que casi en su totalidad acaban en vertederos. En 2020 el sector cementero español empleó 27.000 toneladas de RCD, y tenemos muy buenas perspectivas de empleo a futuro, especialmente a partir del 1 de enero de 2024 cuando según la nueva Ley de residuos sea obligatorio llevar a cabo demoliciones selectivas, para convertirnos en una herramienta complementaria para el mejor aprovechamiento de una tipología de residuos que supone aproximadamente el 30% del total de todos los generados en la Unión Europea.

Por lo que respecta a la valorización energética, desde 2004 la industria cementera ha recuperado por esta vía 10,7 millones de toneladas de residuos, de las que casi un millón lo fueron en 2020, último año según los datos del observatorio. En el período total analizado, esta práctica evitó la emisión de 9,9 millones de toneladas de CO2, por el empleo de combustibles con biomasa. Y solo en 2020, supuso un ahorro de más de un millón de toneladas de CO2, el equivalente a las emisiones que produciría la electricidad consumida anualmente por 112 millones de smartphones, o por los hogares de 14 ciudades del tamaño de Toledo.

En España, el último dato disponible sobre porcentaje de sustitución de combustibles fósiles por combustibles derivados de residuos en la industria cementera fue del 36%, muy lejos de Austria, Noruega o Alemania, con porcentajes por encima del 70%. Cada vez hay más fábricas de cemento en el centro y norte de Europa con porcentajes de sustitución en media anual cercanos al 100%, y es que, como decíamos al principio, dejar de utilizar combustibles fósiles no sólo es imprescindible para hacer frente a la crisis climática, es algo estratégico para asegurar la competitividad y la independencia energética de nuestra industria.

16 Abu

El sector de la gestión de residuos no explota su capacidad de producción de energía

Zabalgarbi Sin categoría, Zabalgarbi Noticias EU

RETEMA

Teniendo en cuenta que los estados miembros de la Unión Europea alcanzaron recientemente un acuerdo político para la reducción voluntaria de la demanda de gas natural en un 15 % este invierno, y que la Comisión Europea ha presentado recientemente el Plan REPowerEU en respuesta a las dificultades y la perturbación del mercado energético mundial causado por la invasión rusa de Ucrania, el sector de la gestión de residuos no está (todavía) explotando toda su capacidad de producción y ahorro de energía.

En este contexto es fundamental poner fin a la dependencia de la UE de los combustibles fósiles rusos y hacer frente a la crisis climática “a través del ahorro de energía, la diversificación de los suministros energéticos y el despliegue acelerado de energías renovables para reemplazar los combustibles fósiles en viviendas, industria y generación de energía”. [1] Aquí, el sector de la gestión de residuos tiene un papel fundamental que desempeñar como:

  • Las operaciones de reciclaje y recuperación de residuos ahorran recursos materiales, energía y emisiones de CO2 al evitar la extracción, procesamiento y uso de materias primas vírgenes y combustibles fósiles; y
  • la electricidad y el calor producidos a partir de residuos a través de la incineración y la digestión anaerobia se generan a partir de una fuente local, fiable y segura, lo que permite diversificar nuestro suministro energético, en particular en lo que respecta a las redes de calefacción y refrigeración urbanas, y acelera el despliegue de energías renovables.
    • Reciclar una lata de aluminio ahorra el 90% de la energía necesaria para producir una nueva
    • Una bolsa de basura se convierte en la energía necesaria para 7 duchas calientes
    • Las plantas de valorización energética en Europa pueden actualmente suministrar electricidad a 18 millones de habitantes y calor a 15,2 millones de habitantes
    • La producción de energía de las plantas de conversión de residuos en energía es aproximadamente un 50 % renovable
    • El sector de la gestión de residuos es casi neutro en CO2 y se convertirá en un ahorrador neto de CO2 con un enorme potencial de reducción de emisiones: solo mediante la aplicación exitosa de la legislación municipal actual sobre residuos y los mismos objetivos de reciclaje y vertido de residuos industriales y comerciales para 2035 en toda la UE27 + Reino Unido, podría ahorrarse 150 Mt CO2eq. Esto representa casi la mitad de las emisiones de España en 2019

Para que el sector pueda cumplir su papel y lograr desarrollar su capacidad plena, estas contribuciones positivas deben ser plenamente reconocidas, haciendo que el sector de la gestión de residuos sea elegible para cualquier herramienta regulatoria relevante. Para ello, el sector reclama:

  • La preservación del estatus de residuo biodegradable en la Directiva de Energías Renovables
  • El reconocimiento de la recuperación de energía (R1) a partir de residuos no peligrosos, residuales y recogidos selectivamente en la taxonomía de la UE como una actividad que contribuye sustancialmente a una economía circular
  • La implementación de medidas que fomenten los mercados de recuperación y reciclaje en la UE a través de:
    • apoyo publico;
    • objetivos obligatorios de contenido reciclado en la legislación sectorial;
    • criterios obligatorios de contratación pública ecológica;
    • incentivos económicos (es decir, IVA reducido para productos que reincorporen materias primas provenientes del reciclaje); y
    • Criterios de eliminación de residuos en toda la UE, cuando sea factible, para facilitar las exportaciones de materias primas secundarias del reciclaje dentro y fuera de la UE.
12 Abu

Eusko Jaurlaritzak administrazioentzako, enpresentzako eta gizartearentzako neurriak biltzen dituen Kontingentzia Energetikoaren Planaren proposamena aurkeztu eta kontrastatuko du

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EU

IREKIA

Eusko Jaurlaritzako Ekonomiaren Garapen, Jasangarritasun eta Ingurumen Sailak aurkeztu du Euskadiko Kontingentzia Energetikoaren Planaren lehen zirriborroa, dokumentu bizia eta gainerako erakundeek eta industria-sektoreak egin ditzaketen ekarpenei irekia.

Dokumentua Eusko Jaurlaritzako sail guztiei, foru aldundiei, Eudeli, Eusko Legebiltzarreko Jasangarritasun eta Ingurumen Batzordeari, Industria Abagunearen Behatokia osatzen duten klusterrei eta Confebaski bidali zaie.

Helburua da alderdi bakoitzak aztertzea eta abuztuaren 25era arte sar daitezkeen iradokizunak helaraztea, Espainiak irailean Europako Batzordeari bidaliko dion Kontingentzia Planean kontuan har daitezen.

Aurkeztutako lanak administrazioetan, enpresan eta gizartean energia aurrezteko neurriak biltzen ditu, eta Trantsizio Ekologiko eta Erronka Demografikorako eta Industria, Merkataritza eta Turismoko Ministerioetara ere bidali da. Helburua da bi taldeekin partekatzea lehen proposamen hori, eta, hala iritziz gero, Espainiak Bruselara bidaliko duen plana inspiratzea, edo aintzat har daitezkeen ekarpenak biltzea.

Planaren zirriborroak Europako eta Estatuko gidalerroei erantzuten die, eta jarduketen ibilbide-orri bat eskaintzen du epe labur, ertain eta luzera; izan ere, energia-krisia duela hilabete batzuetatik ari da argi eta garbi eragiten Europan, eta ziur asko 2022aren amaieran eta 2023an areagotu egingo da.

Arantxa Tapia sailburuak azpimarratu duenez, dokumentu hau lan-abiapuntua da, eta, alde batetik, aberastu eta egokitu egin beharko da esku hartzen dituen eremuen errealitatera, eta, bestetik, datorren udazkenean eta neguan gerta daitezkeen eskakizunetara.

Laguntza-programak, energia garbiko proiektuak eta kontingentziarako sentsibilizazio handia Euskadin

Lehen zirriborro hori sei ataletan antolatu da:

  1. Europako energia-testuinguruari eta horrek Euskadin duen eraginari buruzko sarrera.

Atal horren ondorioetako baten arabera, “Save gas for a safe winter” ekimen europarraren arabera, 2022ko abuztuaren 1etik 2023ko martxoaren 31ra bitartean, Euskadik 3.250 GWh (0,25 bcm) murriztu beharko lituzke, % -15eko egoeraren kasuan, eta 1.520 GWh (0,12 bcm) % -7ren egoeraren kasuan.

Planteatutako helburua lortu nahi bada, eta Euskadiko gas-eskariaren egitura kontuan hartuta, gas naturalaren kontsumoaren murrizketaren zati handi batek industria-sektoreari eragin beharko lioke, eta esparru horretan eragiten du EAEko Kontingentzia Planak.

2. Bigarren atal bat, administrazioei, industriari eta herritarrei zuzendutako energia murrizteko laguntza-programak jasotzen dituena, kontingentzia-ezkuturik onena, hain zuzen ere, laguntza-programa horiek indartzea delakoan, aipatutako hiru eremuetan aplikatzeko eta zabaltzeko

Indarrean dauden 17 laguntza-programa jasotzen dira guztira. Horietako asko indartu egin dira, azken hilabetean, Europak lortu nahi duen helburuan modu zuzenagoan eragin ahal izateko.

Gainera, bost eranskin ditu

I.eranskina. Benchmarcking europarra. Lehenengoan, –benchmarcking- ikerketa bat dago, Europar Batasuneko estatuetan aktibatu diren neurri nabarmenenak biltzen dituena. Azterketa horretan, estatu kideek energia aurrezteari, neurri ekonomikoei eta energia-hornidurako jarduketei buruz hartutako neurrien tipologia kontrastatzen da. Hiru eremu horietan Euskadik dagoeneko jardun du dagokion dimentsioan.

II. eranskina. Administrazioa. Bigarren eranskinean, administrazioari buruzkoan, instrukzio-proposamena aurki daiteke, toki-erakundeek osa dezaten eta konpromisotzat har dezaten.

III. eta IV. eranskinak. Enpresak eta herritarrak. III eta IV. eranskinek enpresentzako eta herritarrentzako orientabideak eta gomendioak jasotzen dituzte, sentsibilizazio- eta dibulgazio-ikuspegitik. Eranskin horietan jasotzen da, nolanahi ere, Espainiako Gobernuaren abuztuaren 1eko Errege Lege Dekretua nahitaezkoa dela, eta, aldi berean, Euskal Autonomia Erkidegoko 2019ko Jasangarritasun Energetikoari buruzko Legea hartzen da erreferentziatzat.

V. eranskina. Energia garbien proiektuak. Bosgarren eranskinak zehazten ditu Eusko Jaurlaritzak, EEEren bidez, energiaren eta ekonomiaren deskarbonizazioaren arloan bultzatzen dituen industria-proiektu nagusiak.

Laguntzak eta euskarri teknikoa tokiko erakundeetan

Laguntza-programez gain, kontingentzia-planak Euskadiko udalerriei laguntza teknikoa emateko ekimen berria aurreikusten du, trantsizio energetikoan eta klimatikoan zailtasunak baitituzte 2019ko Jasangarritasun Energetikoaren Legean eskatutako auditoria energetikoa egiteko garaian.

EEEko eta IHOBEko taldeek babestutako ekimena da. Horren bidez, gaitasunak sortzeko eta bere zerbitzura dauden zuzeneko laguntzen tresnak kudeatzeko laguntza teknikoa emango da, eta Lanbideren eta Novia Salcedoren laguntza izango du, udalen eskura egongo diren giza baliabideak aktibatzeko.

 

Euskadi, Europarekin lerrokatuta

Energiaren Euskal Erakundeak EBko estatuetan hartutako erabakien azterketa egin du (I. eranskina). 11 herrialde dira, 37 neurri batzen dituztenak, eta horietatik 10ek gas naturalari egiten diote erreferentzia zuzena. Energia aurrezteko neurriak, neurri ekonomikoak eta energia hornitzekoak dira, honako hauetan oinarrituta: inbertsioa, ohiturak aldatzea, fiskalitatea, araudia/erregulazioa eta zuzeneko laguntzak.

Ildo horretan, nabarmentzekoa da energia-krisiaren testuinguruan Euskadin hartutako neurriak bat datozela Europan hartutakoekin.

  • Inbertsioa
  • Bilboko portuan bigarren gas-kargalekua baimenduko da, EAJren taldeak Kongresuan planteatutako ekimen baten ondorioz.
  • Aurrezten eta deskarbonizatzen lagunduko duten proiektu estrategikoak bultzatzeko aurreikusitako inbertsioak bizkortzea erabaki da*
  • Fiskalitatea
  • Eusko Jaurlaritzaren eta foru-aldundien arteko akordioa, inflazioaren ondorioak arintzeko zerga-neurriei buruzkoa, 250 milioi euroko ahalegin fiskala dakarrena.
  • Araudia/Plangintza
  • Gobernu Kontseiluaren akordioa, energia sortzeko proiektu jakin batzuen ingurumen-inpaktuaren ebaluazioa izapidetzeko epeak arintzeko. Akordioa martxoaren 29ko 6/2022 Errege Lege Dekretuan xedatutakoaren barruan dago.
  • Onartzea Euskadiko Mugikortasun Elektrikoko Plana, Trantsizio Energetikoaren eta Trantsizio Digitalaren testuinguruan kokatzen dena.

Zuzeneko laguntzak

  • Gas naturalaren prezio altuek eragindako industria-sektoreko enpresentzako laguntza-programa
  • Zuzeneko laguntzak gas-kontsumo intentsiboa duen industriarako
  • Turismo-enpresen energia-eraginkortasuneko proiektuetarako laguntza-programa.
  • Industria-sektorerako Eraginkortasun Energetikoaren Programan enpresa bakoitzeko laguntzaren gehieneko zenbatekoa handitzea, laguntzaren gehieneko muga 2 milioitik 6 milioira handituz.
  • Moves III Plana: aurrekontua 16.557.699,35 handitzea; Kontrol Ekonomikoko Bulegoan izapidetzen ari da.
  • Autokontsumorako laguntza-programa: 2022/07/26 EHAAn argitaratu da aurrekontua handitzea (32,2M €MRR funtsak + 20M €EVE funtsak).
  • Ohiturak aldatzea

700.000 eurotik gorako inbertsioa sentsibilizazio-kanpainetarako, kanpainak abuztutik udazkenera bitartean egingo dira.

  • URAren sentsibilizazio-kanpaina abuztuan eta irailean
  • EEEren sentsibilizatzeko kanpaina, abuztuan/udazkenean eta neguan
  • Sailaren sentsibilizazio-kanpaina, abuztuan/udazkenean eta neguan
  • Trantsizio Sozialaren eta 2030 Agendaren Idazkaritza Nagusiaren energia aurrezteari buruzko sentsibilizazio-kanpaina

* Kontingentzia Planaren 5. eranskinean jasotako proiektuen zerrenda

 

Ondorioa

Gaur ezagutzera eman den proposamenaren zirriborroa abiapuntu bat da eragile publiko eta pribatuen parte-hartzearekin osatzeko.

Gaurtik jarduteko beharrak eta “uda honetan negura aurreratu beharrak”, termostatoen edo argiztapenaren kudeaketari lotutako neurriekin, ezin dute gure epe ertain-luzeko egitura-estrategia geldiarazi.

Etorkizun eraginkorragoa eta energetikoki dependentzia gutxiagokoa behar da Euskadirentzat. Energia alternatiboak sortzearen aldeko apustuak eta industria-sarea eta zientzia eta teknologiako sarea inplikatuko dituzten proiektu eraldatzaileak abiarazteak inoiz baino zentzu handiagoa hartzen du, energiaren eremuan ardaztutako I+G politikekin.

Euskal enpresentzako laguntzen estrategiaren ezaugarri nagusia energiaren esparrua lehenestea da, I+G+Bko programen bidez, eta eraginkortasunaren aldeko apustuan eta energia garbien erabilera eta sorkuntzan askotariko jardueretarako laguntzen bidez.

Ildo horretan, planteatzen da 2023ko aurrekontu eta programetan eraginkortasuna eta jasangarritasuna nagusi izatea.

08 Abu

Bizkaia. Aldundiak 1.299.000 euroekin lagundu ditu hondakinen kudeaketa eraginkorra eta jasangarria sustatzeko tokiko erakundeen proiektuak

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EU

BIZKAIKO FORU ALDUNDIA

Foru Aldundiak helburu hori duten 36 Udal eta mankomunitateren ekimenak lagundu ditu, Bizkaiko herritarren % 67,11rengan izango dute eragina Erakundeek inbertsioak garatzeko behar zuten zenbateko guztiaren zati bat bideratu da hondakinak kudeatzera, hondakinak batzeko ibilgailuak eskuratzera, berariazko bilketei edo hondakinen bilketa edo denbora errealeko kontrola digitalizatzeari lotutako jardueretara, aholkularitza teknikora eta prestakuntzara, edo ingurumen heziketako edo prebentzioko lanetara.

Foru Aldundiak tokiko 36 erakunderen artean -Udalak eta mankomunitateak- laguntzak banatu ditu, guztira, 1.299.599 euro, lurraldean hondakinak modu eraginkorrean eta jasangarrian kudeatzea sustatzeko xedea duten proiektuak diruz laguntzeko, eta horiek Bizkaiko herritarren % 67,11rengan izango dute eragina.

Dirulaguntzen zatirik handiena ingurumen heziketako edo prebentzioko kanpainak garatzera bideratu da (498.412 euro), baita hondakinak kudeatzeko bitartekoetan inbertitzeko ere, hala nola sorgailu handietarako, etxeko poltsetarako, autokonpostagailuetarako, birringailu eta konpostagailu komunitarioetarako edukiontziak eta kuboak erostea, baita etxeko giltzak, sarrailak edo ontziak ere, organikoa biltzeko (497.319 euro).

Hondakinak jasotzeko ibilgailuak eskuratzea hirugarrena da zerrendan, bere zenbatekoari (118.985 euro) dagokionez, eta gainerako laguntzen artean daude udal erakundeei emandakoak hurrengoetarako: ordenantzen garapenari, edukiontzien banaketa optimizatzeari eta ibilbideen plangintzari buruzko edo komunitateko konpostaje prozesuei buruzko aholkularitza jasotzeko (72.248 euro); hondakinak digitalizatzera eta kontabilizatzera bideratutakoak, zehazki, 57.248 euro erabiliko dira edukiontziak bete eta pisatzeko telekontroleko proiektuetarako, erabiltzaileak ezagutzeko sistema informatikoetarako eta hondakinak denbora errealean kontrolatzeko sistemetarako; eta bilketa espezifikoak egiteko, hala nola inausketa eta lorezaintzako hondarrak edo legez kanpoko isurketen prebentzioa (55.318 euro).

Laguntza ildo hori aurretiaz zegoen edukiontzia instalatzeko dirulaguntzen programaren bilakaera da, izan ere, programa hori aldatu egin da eta orain atal gehiago ditu. Horrela helburu zabalagoak ditu, zati organikoaren bilketa finkatzea baino.

27 Uzt

La necesaria revolución circular de la energía de los residuos

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EU

EL ECONOMISTA

Rafael Guinea

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, alertó recientemente de la posibilidad de que este invierno tengamos que enfrentarnos a una escasez de gas y petróleo, debido a que Putin está utilizando la energía como un elemento de presión en la guerra que mantiene contra Ucrania. Esta situación pone de manifiesto la debilidad estratégica del abastecimiento de energía a Europa y la necesidad de que la seguridad de suministro y la utilización de las energías autóctonas recuperen un mayor protagonismo en el marco de la política energética.

Durante los últimos años, la UE y los 27 países que la integran, entre los que se encuentra España, han hecho una apuesta decidida por el uso de las energías renovables para reducir su dependencia de los combustibles fósiles, potenciando al mismo tiempo el uso del gas natural como energía de respaldo. Sin embargo, como estamos viendo actualmente, nuestro país y el resto de la UE continúan teniendo una dependencia excesiva de las importaciones de combustibles fósiles, por lo que se debería continuar avanzando en reforzar el uso de energías autóctonas durante la próxima década. Porque, tal como afirmó la ministra Ribera en la presentación del PERTE de Economía Circular, “una economía eficiente en el uso de recursos fortalece nuestra autonomía estratégica y reduce la vulnerabilidad ante las crisis globales”.

Por ello, desde Aeversu creemos que durante esta próxima década se debería hacer un mayor esfuerzo para aprovechar plenamente todo el potencial que existe en la valorización energética de los residuos. Actualmente, nos encontramos en la posición de cola en cuanto al tratamiento de residuos, lo cual reduce nuestra competitividad y nos obliga a importar mayores cantidades de energía, en lugar de reutilizar los recursos ya existentes. Somos el país de la UE que más residuos destina a enterramiento en vertedero, cada año más de 11,8 millones de toneladas, a pesar de que esta opción implica enterrar millones de kWh de energía barata, autóctona, fiable y neutra, y es también la peor alternativa desde un punto de vista ambiental y de lucha contra el cambio climático. Suponiendo que todos esos residuos que van ahora a los vertederos se valorizaran energéticamente en nuestro país (desarrollando las nuevas instalaciones necesarias) el potencial de energía producido sería el equivalente a las necesidades de 2,25 millones de hogares o al consumo de 5,5 millones de personas. La valorización energética de los residuos que hoy enterramos no solucionará por sí sola la crisis energética a la que nos enfrentamos, pero es una palanca más para alcanzar los objetivos de lucha contra el cambio climático marcados para 2035 y también para reforzar nuestra seguridad energética. Una palanca autóctona, limpia, gestionable, que supone desarrollar la economía circular también en la energía.

14 Uzt

Foru Aldundiak hondakinak kudeatzeko plan berriaren testua aurkeztu dio Bizkaiko Iraunkortasunerako Kontseiluari

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EU

BIZKAIKO FORU ALDUNDIA

Organo aholku-emaile horri aurkeztu ondoren, dokumentua irailean Batzar Nagusietan izapidetzen hasi nahi da, foru-arau gisa onartzeko. Dokumentuan, hamarkada honetan lurraldean hondakinak kudeatzeko gidalerroak ezartzen dira, bai eta 2030erako helburu nagusi hauek ere: hondakinen sorrera % 15 murriztea eta sortutako 5 kilotik 4,9 berreskuratzea.

Bizkaiko Foru Aldundiak Bizkaiko Toki Eskumeneko Hondakinak Prebenitzeko eta Kudeatzeko 2030erako Plan Integral berriaren (BHPKPI 2030) testua aurkeztu dio gaur Bizkaiko Iraunkortasunerako Kontseiluari. Dokumentu horretan, hamarkada honetan lurralde horretan hondakinak kudeatzeko oinarriak ezartzen dira. Dokumentua Bizkaiko Batzar Nagusietan ordezkaritza duten talde politiko guztien ordezkariek osatutako organo aholku-emaile horri aurkeztu ondoren, azken xehetasunak itxiko dira, ganbera legegile honetan foru-arau gisa onartzeko izapidetzen hasteko.

Hamarkada honetan gure lurraldean hondakinak kudeatzeko oinarriak ezartzen dituen dokumentuan lehentasunezko helburutzat jotzen da hondakinen sorrera % 15 murriztea eta sortutako 5 kilo hondakinetik 4,9 berreskuratzea (haietatik 4 kilo ekoizpen-katean sartuko dira berriro, eta beste 0,9 kiloak energia berriztagarria sortzeko baliatuko dira). Plan hori garatuta, Bizkaiak 2030ean lortuko du bere hondakinen % 79,83 materialki balorizatzea (% 74,19 berrerabiltzea eta/edo birziklatzea eta % 5,64 konpostatzea), % 17,68 energetikoki balorizatzea eta hondakin horiek tratatu ondoren % 2,49 betiko ezabatzera bideratzea.

Hauek dira planaren beste helburu batzuk:

  • 2019. urtearekin alderatuta, % 20 murriztea ontzi arinen hondakinen sorrera.
  • Berrerabiltzeko prestaketa-tasa % 20 hobetzea.
  • Etxeko hondakin arriskutsuen, ehunen, sukaldeko olioen, tamaina handiko hondakinen eta TEEH hondakinen gaikako bilketaren % 100 estaltzen dela bermatzea, eta udalerrietan biohondakinak bereizita biltzea.
  • Energetikoki balorizatutako hondakinen ehunekoa % 20 baino gutxiago izatea eta udal-hondakinen (tratatuak eta tratatu gabeak) isurketa-tasa % 2,49 izatea.
  • Herritarren eta eragile ekonomikoen informazioa eta ideia berritzaileak ingurune digitalizatu eta elkarlaneko batean integratzea, hondakinak kudeatzeko sistema etengabe hobetzeko tresnak eta palankak sortzea ahalbidetzeko.
  • Hondakinak kudeatzeko sistema integratua izatea lurralde osoan, eta haren ekonomia- eta ingurumen-iraunkortasuna ziurtatzea, udalekin eta mankomunitateekin lankidetzan.

Udalen parte-hartzearekin

Plan hau egiteko prozesuaren barruan, Bizkaiko Foru Aldundiak parte hartzeko prozesu bat ireki zuen, joan den otsailean, lurraldeko udal eta mankomunitate guztientzat. Prozesu horren bidez, Bizkaiko Iraunkortasunerako Kontseiluan, zeina Bizkaiko Batzar Nagusietan ordezkaritza duten talde politiko guztien ordezkariek osatzen baitute, gaur aurkeztu den dokumentua dela-eta toki-erakunde horiek eman dituzten iritziak eta egin dituzten ekarpenak jaso dira.

Hamar udalerritik zortzik (97) parte hartu zuten parte hartzeko prozesuan, eta 5etik 3,5ekin baloratu zuten hasierako dokumentuan jasotako helburu eta programen interesa. Gainera, 492 proposamen egin zituzten, 169 ekarpenetan multzokatuta, eta haiek testuan sartu dira.

Foru-erakundeak dokumentu honen barruan proposatutako programek jaso duten balorazio altuaz gain, nabarmendu behar da programa horiek guztiak egokitzat jo direla. Balioetsienak gaikako bilketarekin, berrerabiltzeari balioa ematearekin eta erakundeen arteko koordinazioarekin lotutakoak izan dira.

Ekarpenei dagokienez, programa hauetan jaso da kopuru handiena:

  • Hondakinen prebentzioaren kudeaketa, barne dela hondakin kopurua eta hondakinek dituzten inpaktu negatiboak murriztea lortzeko neurrien multzoa. Programa honek 27 ekarpen jaso ditu.
  • Gaikako bilketa, zeinaren helburua arlo honetan irtenbide berritzaileenak eta eraginkorrenak bultzatzea eta sustatzea baita. Arlo honetan 26 ekarpen jaso dira.
  • Berrerabiltzeari balioa ematea. Programa honen xedea da etxeko produktu berrerabiliaren bolumena handitzeko eta hura tratatzeko instalazioak hobetzeko jarduerak garatzea, eta 22 ekarpen jaso ditu.
10 Uzt

España podría ahorrar 1.500 millones de euros al año si transformase la basura en energía

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EU

THE OBJECTIVE

España es uno de los países de Europa que menos residuos urbanos utiliza para su valorización energética, según los últimos datos de Eurostat sobre la gestión municipal de residuos de los distintos países del continente.

En concreto, España cuenta con 11 plantas de valorización energética de residuos urbanos y transforma en energía menos de tres millones de toneladas de basura no reciclable. Unas cifras muy inferiores a las de otros países como Francia, que tiene 124 plantas que se encargan de 14,5 millones de toneladas de residuos, o de Alemania, con 100 plantas y 27,5 millones de toneladas.

«La valorización energética es intentar darle una última vida a esos residuos que no se pueden reciclar y en vez de llevarlos a un vertedero y convertirlos en un problema ambiental para los próximos 40 años, a través de una combustión y un tratamiento posterior, sacar la energía que den esos residuos y aprovecharla», explica Rafael Guinea, presidente de la Asociación de Empresas de Valorización Energética de Residuos Urbanos (Aeversu) en una entrevista con THE OBJECTIVE. «Es una electricidad local, fiable y estable y en gran parte renovable», añade.

Guinea defiende que con la valorización energética «estás atacando un problema ambiental y aprovechando una energía que te permite usarla de manera normal en hogares e industrias como energía limpia».

Un ahorro para España

El primer ahorro que supondría la valorización energética para España es que supone un gasto cero en combustible, puesto que este vendría de los residuos que de otra forma acabarían en el vertedero, explica Guinea.

El ahorro depende del precio del combustible, pero según los cálculos de Aeversu con los precios recientes, en la actualidad sería de entre 1.500 y 1.800 millones de euros al año. «Es un ahorro directo para las cuentas del estado español y un gasto que no tendrías que repercutir a los ciudadanos», apunta Guinea.

El presidente de Aversu señala que «a día de hoy estamos dejando de importar 1.650 gigavatios/hora al año de energía eléctrica», pero «el asunto es que solo para cumplir lo establecido por la Unión Europea deberíamos tener el doble de instalaciones, con lo cual ya no es solo lo que estés ahorrando ahora, sino la oportunidad que tienes de ahorrarte en el futuro».

En cifras, «estamos hablando de entre un 5% y un 10% de la energía necesaria en España, que si la metes en el precio marginal, hace que ese precio baje», afirma Guinea.

También señala el impacto que tendría en las emisiones de CO2: «Los ciudadanos ahora con todo el lío que tenemos con los precios de la energía no lo estamos viendo con perspectiva, pero también los vertederos son los mayores productores de CO2 del sector de residuos, estamos hablando de que más o menos el 15% de las emisiones vienen de los residuos y en su gran mayoría de los vertederos, que emiten metano y es peor para el cambio climático que el CO2».

La valorización energética de residuos urbanos no bastaría para «solucionar el problema eléctrico, estamos hablando de porcentajes muy pequeños respecto a otras tecnologías», reconoce Guinea, pero insiste en que es una «energía estable y gestionable» y, por tanto, considera que es «una oportunidad que no estamos aprovechando y estamos pagando».

«Son ideas que no son novedosas, que están probadas, que se llevan haciendo desde hace 30 y 40 años en el resto de Europa y que en España por desgracia no es evidente y creo que es urgente tomar decisiones pragmáticas y claras en este sentido», lamenta.

A la cola de Europa

España envía a los vertederos un 54% de sus residuos, una cifra muy elevada con la media europea, que se sitúa en un 24%, según los datos recopilados por la Confederación de Plantas de Valorización Energética Europeas (Cewep, por sus siglas en inglés) a partir de las cifras reportadas por cada país de la Unión Europea, además de Noruega, Suiza y Reino Unido.

El porcentaje de residuos que se utilizan para convertirlos en energía es de un 11%, también muy por debajo de la media europea, que se sitúa en el 25%. Y en cuanto al reciclaje y el compostaje, se hace solo con un 35% de los residuos, un 15% por debajo de los objetivos establecidos por la Unión Europea para el año 2020.

En otros países de Europa, la valorización energética está mucho más establecida. En Francia, por ejemplo, alrededor del 50% de la red de calefacción urbana de París se abastece de las tres plantas de conversión de energía de la ciudad, que abastecen también a hospitales y museos. En Alemania, los residuos municipales tratados en la instalación de Wuppertal se utilizan para generar hidrógeno para alimentar los autobuses de transporte público.

España está muy lejos también de poder cumplir los objetivos marcados para 2030-2035, que establecen que no se puede mandar más de un 10% de los residuos al vertedero. Algo que, por otra parte, actualmente solo cumplen ocho países de la Unión Europea, mientras que diez países, incluido España, aún mandan más del 50% de su basura a vertederos.

«Yo creo que en Europa nos miran y se preguntan por qué en España no se hace esto y se meten los residuos en un agujero, se incumple la normativa», reflexiona el presidente de Aversu.

 

Gráfico residuos Europa
Gráfico: Cewep

Consenso político

Según Guinea, «hay muy poco conocimiento en el mundo político en general de qué es» la valorización energética, así como «un mito urbano de que esto es incineración a la vieja usanza y contamina mucho, cuando Europa en los criterios que toma para poner una energía como contaminante o no contaminante ha diagnosticado que no lo es».

Esto, sumado a la falta de consenso político para proyectos como estos, a largo plazo, que «se amortizan en unos 20 años», son los motivos por los que no se expande esta manera de gestionar los residuos en España, según el presidente de Aeversu.

«Yo creo que falta una reflexión nacional, sacarlo del debate partidista común, porque los mismos partidos que en una comunidad autónoma la intentan promover, en otra la atacan, porque es un sitio donde es fácil hacer oposición sin tener fundamento», denuncia.

«Es verdad que para poderlo desarrollar se necesita consenso y llegar a acuerdos de los partidos, porque son proyectos de más de una legislatura, hay que tener una visión de que queremos hacer las cosas bien», dice Guinea, y añade que «en el momento actual no parece lo más común, el consenso y esa visión común, pero sí que creemos que la oportunidad sale de la evidencia que hay ahora de la necesidad de ser más avanzados en el punto de vista ecológico y por otro lado por la crisis energética en la que estamos metidos».

21 Eka

Zabalgarbik birziklatu ezin diren hondakinen 4 milioigarren tona jaso du

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias Destacadas EU

ZABALGARBI

17 urteko lanaren ondoren, balorizazio energetikoko Bizkaiko plantak birziklatu ezin diren hondakinen 4 milioigarren tona jaso du. 2005eko ekainean martxan jarri zenetik, Zabalgarbik urtean 225.000-230.000 tona zabor tratatzen ditu batez beste, eta horiekin Bizkaiko etxeetan kontsumitzen den elektrizitatearen % 35 sortzeko gai da.

Hondakin horiek guztiak zabortegian utzi izan balira, bolumena San Mames zazpi aldiz betetzea beste izango litzateke, horrek ingurumenean izango lukeen eragin larriarekin. Zabor hori guztia isurtzea saihesteaz gain, Zabalgarbik urtero 650 GWh energia sortzen du, Metro Bilbaoren zazpi urteko energia-kontsumoari erantzuteko nahikoa.

G-Advisoryk (Garrigues Taldea) 2021ean egindako txostenaren arabera, alde handia dago balorizazio energetikoaren eta zabortegietako gordailuaren ondorioz sortutako Berotegi-efektuko Gasaren (BEG) isurketen artean. Azterlan horren ondorio nagusiak dio zaborra zabortegietara eramateak balorizazio energetikoak baino % 245 BEG isuri gehiago sortzen dituela.

Horrela, birziklatu ezin diren hondakinak energia bihurtzean oinarritzen den Zabalgarbi bezalako planta baten prozesua, zirkulartasun-helburuak lortzeko gomendatutako prozesua da, zabortegian amaitzen duten hondakinen bolumena % 90ean murriztuz.

Europa, begiratu beharreko leihoa

Europan hondakinen balorizazio energetikorako 500 planta inguru daude. Instalazio horiek oso finkatuta daude isurketa ia zero den herrialdeetan, eta ekonomia zirkularrari eta karbono-neutraltasunaren Europako helburuei laguntzen dieten hainbat prestazio eta zerbitzu ematen dituzte,

Kopenhagen, adibidez, balorizazio energetikorako Copenhill instalazioa dago, eta bere sabaian eski-pista, trekkingerako 490 metroko luzera duen bidezidorra eta 85 metroko altuera duen eskalada-horma ditu. Funtsezko azpiegitura da 2025ean Danimarkako hiria karbono-emisioetan lehen hiriburu neutroa bihurtzeko helburua lortzeko.

Frantzian, Parisko hiri-berokuntzako sarearen % 50 inguru hiriko hondakinen balorizazio energetikorako hiru instalazioez hornitzen da. Instalazio horiek hiriburuko ospitale guztiak eta bertako museo gehienak hornitzen dituzte, Louvre barne.

Europako adibideek erakusten dute balorizazio energetikoak funtsezko tratamendua ematen diela birziklatu ezin diren hondakinei, eta energia-iturri jasangarria ekonomia zirkularrari.

Zabalgarbik berrikuntza-proiektuetan lanean jarraitzen du

Plantak, besteak beste, Gas Natural Konprimatua (GNC) hornitzeko estazio berria martxan jartzen jarraitzen du. Azpiegitura horri esker, teknologia hori duen garraio profesionalari GNC berriro hornitzeko zerbitzua ematen zaio.

Instalazio berria Zabalgarbik karbono-aztarna murrizteko hartutako konpromisoaren barruan dago. Besteak beste, urtero jasotzen dituen 58.000 diesel kamioi baino gehiagok sortzen duten karbono aztarna murrizteko konpromisoaren barruan, hain zuzen ere. Gaur egun, GNC teknologia edo teknologia duala duten ibilgailuek 7.650 bidaia egiten dituzte plantara.

Deskarbonizazioaz gain, bezeroei kalitatezko zerbitzua ematea da helburua, bideko hornidura ekipo erredundanteen bitartez bermatuz. Ekipo horiek 4-5 minutuko karga osoa ahalbidetzen dute depositu hutsetik.

Zabalgarbik 70 pertsonako plantilla du eta bere jarduera balio hauek kontuan hartuta gauzatzen du: berrikuntza kalitatean eta eraginkortasunean, parte-hartzea, informazio-gardentasuna, ingurumenarekiko errespetua eta profesionaltasuna.

07 Eka

Convertir en energía lo que no se puede reciclar, una alternativa real

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EU

ABC

Si mañana se enviaran los residuos que actualmente se depositan en vertederos controlados en España a plantas de valorización energética, se conseguiría producir el equivalente al consumo de 5,5 millones de personas. Son datos de la empresa Urbaser, que asegura asegura que esta alternativa real para el tratamiento de ciertos desechos supone un importante ahorro económico nada desdeñable.

Este tratamiento de la basura se lleva a cabo en diveros países europeos, donde cada año se producen unos 40.000 GWh de electricidad de esta fuente, lo que beneficia a unos 18 millones de ciudadanos. En España, esta alternativa no se practica, según Urbaser. «Esta decisión depende principalmente de las administraciones públicas, responsables del tratamiento de residuos», explican fuentes de la compañía.

Esta práctica está ampliamente extendida en el norte de Europa, donde las necesidades de energía en forma de calor son elevadas y la valorización energética está ampliamente implantada.

Así, en países como Suecia, Dinamarca o Países Bajos, prosiguen desde la citada empresa, «no se deposita en vertedero prácticamente ninguna tonelada de residuo doméstico que haya podido ser valorizada energéticamente para producir electricidad o calor para calefacción».

Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía de España (IDAE), la cantidad de residuos incinerados es muy dispar entre los distintos países europeos. Mientras que algunos de ellos apuestan por la incineración a gran escala y la promueven con sus políticas de gestión y tratamiento de residuos (el mejor ejemplo estaría en pasíes como Alemania, Suecia, Suiza u Holanda), otros utilizan mayoritariamente los vertederos como destino de los rechazos, como es el caso de Finlandia o Gran Bretaña.

En cuanto a España, el aprovechamiento energético de los residuos es una práctica mucho menos implantada que en el resto de Europa. Según sus cálculos, sólo un 10% de los residuos urbanos son aprovechados.

En Grecia o Irlanda, en el otro extremo, no incineran residuos sobrantes. Por último, en términos generales, el vertido en depósitos controlados sigue siendo la opción predominante para la gestión de los residuos en el Viejo Continente.

En qué consiste la valorización

Tanto a nivel doméstico como empresarial, los residuos generados son separados en función de los materiales implicados: envases, vidrios, papel, comida… Cada una de estas basuras debe ir a su correspondiente planta de tratamiento para, en la medida de lo posible, recuperarlo y/o reciclarlo.

Sin embargo, en estas plantas de reciclaje hay una parte del residuo que no puede recuperarse en forma de materiales. Es lo que se conoce como rechazo. ¿Qué se hace con él?

La opción tradicional es depositarlo en un vertedero controlado, pero lo cierto es que, a través de la valorización energética, puede ser aprovechado para generar energía eléctrica o calor, empleándose como combustible en un proceso de tratamiento térmico.

Esta técnica consiste en someter a estos residuos a un tratamiento que acaba generando energía, ya sea en forma de electricidad, vapor o agua caliente. Esta puede ser usada tanto para uso doméstico como industrial.

«Mediante este proceso, se puede obtener energía de una amplia variedad de residuos», explican fuentes de Urbaser, quienes añaden que, en su caso concreto, la obtiene fundamentalmente de «la fracción no aprovechable que sale como rechazo de las plantas de reciclaje de residuos», aunque también se valoriza y obtiene energía de lodos de depuradora de aguas residuales.

Una alternativa por explotar

Urbaser asegura que uno de sus objetivos es conseguir impulsar esta valorización energética. Para ello, asegura haber incorporado la tecnología limpia necesaria en varias de sus plantas de tratamiento, como en las ciudades de Mallorca, Madrid, Cantabria, Guipúzcoa, París o Marsella. Todas ellas cuentan con sistemas que les permiten transformar el residuo urbano no reciclable en energía.

Los principales beneficios de esta técnica son, por un lado, que genera energía en forma de electricidad (que se entrega a la red eléctrica) o de calor (lo que permite que sea utilizada como calefacción, por ejemplo, en los domicilios). Pero, además, «disminuye el volumen de residuos en vertederos controlados y, finalmente, se consigue reducir la dependencia hacia otras fuentes de energía como son el gas o el petróleo», defienden fuentes de Urbaser.

La compañía defiende que, bien hecha, esta valorización energética no supone un mayor riesgo de impacto medioambiental. «Disminuye el volumen de residuos en vertederos controlados y, finalmente, se consigue reducir la dependencia hacia otras fuentes de energía como son el gas o el petróleo», concluyen.

05 Eka

Amaia Antxustegi: «Hay que reducir la basura y una idea es que pague más quien más genere»

Zabalgarbi Zabalgarbi Noticias EU

DEIA

Inmersa en la elaboración del tercer plan de residuos de Bizkaia, Amaia Antxustegi incide en la necesidad de reducir la basura generada en Bizkaia. No en vano, esa futura hoja de ruta incidirá por primera vez de manera directa no solo en la gestión de los residuos, sino también en su prevención. Otro de sus caballos de batalla es ayudar al primer sector a levantar cabeza tras la crisis, primero del covid y ahora derivada por la invasión de Ucrania, con un plan de choque que alcanzará los 1,5 millones de euros. “Esperamos tener ese plan para este mes”, avanza la diputada de Sostenibilidad y Medio Natural.

Reciclaje, separación por fracción, reutilización… ¿Cuál es el principal reto que tiene por delante Bizkaia en materia de residuos?

—Tenemos que generar menos residuos; de hecho, en este tercer plan que estamos elaborando añadimos la prevención junto a la gestión, que antes iban en dos planes diferentes. Hay que tener, en nuestro día a día, pequeños gestos para proteger el medio ambiente porque lo que hacemos tiene impacto sobre él. En el plan se plantea que el 79% de los residuos tengan una valorización material, un 17,68% energética y un 2,49% termine en vertedero. No solo los que nos marcamos nosotros, sino también los que nos llegan desde Europa: reducir un 15% la generación de residuos respecto a 2010, o un 20% los envases ligeros.

¿Estamos en una buena situación?

—Según la última revisión de la prórroga del segundo plan, se están cumpliendo los objetivos y estamos alcanzando lo que está sobre el papel en la realidad. La satisfacción es muy alta. Y desde fuera, Bizkaia se toma como un referente en gestión de residuos. Hemos tenido visitas de Asturias y de diferentes países europeos para visitar las instalaciones y conocer cómo gestionamos la basura.

¿Qué nuevas estrategias se van a establecer en ese plan?

—El residuo inteligente, el tener el máximo de información, es fundamental para acertar en los objetivos de forma eficaz. Una idea puede ser implantar nuevos sistemas en la recogida, como puede ser el pago por generación u otros sistemas que nos puedan nutrir de datos, y explotarlos para trasladarlo a una medida.

¿Faltan nuevas infraestructuras?

—Se ha establecido una prognosis de cuál va a ser la generación de residuos en los próximos años y puede haber déficit en la capacidad de recibir basura. Por ejemplo, en orgánico; hemos implantado ya tres mini plantas de compost en Igorre, Getxo y Berriatua para complementar la central de Bizkaiko Konpostegia. Lo importante es maximizar la valorización material. Las inversiones que haya que realizar irán destinadas a que Bizkaia sea más sostenible y pueda gestionar esos residuos.

¿La capacidad de Zabalgarbi es suficiente para los próximos años?

—Estamos ahora preparando un plan estratégico precisamente para ver hacia dónde tiene que ir, cuál va a ser su futuro. De momento no hay nada decidido, barajamos diferentes opciones con los socios. Para nosotros es una infraestructura muy importante y ahí vamos a estar para que Zabalgarbi tenga ese futuro.

En los últimos años se han cerrado varios vertederos. ¿Los que quedan son suficientes?

—En la medida en que vayamos viendo cuáles son las necesidades futuras iremos adoptando diferentes decisiones, pero de momento tienen bastantes años de vida útil.

Bilbao ha implantado incentivos para el reciclaje de envases. ¿Se plantean algo así?

—El sistema de pago por generación te da esa opción; pagar la tasa correspondiente en función del residuo que generas. Es una de las medidas que se pueden implantar, pero lo tenemos que hacer con los ayuntamientos. Se pueden hacer campañas de reciclaje, de objetos de segunda mano… Hay diferentes medidas.

Ha citado a los ayuntamientos. ¿Cómo ha ido el proceso de participación con los entes municipales para elaborar ese nuevo plan?

—Tienen mucho que decir; no solo porque tienen competencia en esta materia, sino porque son los que conocen la realidad de cada municipio y sus aportaciones son esenciales. Hemos tenido 11 encuentros en los que han participado 8 de cada 10 ayuntamientos y mancomunidades, y hemos recibido más de 400 aportaciones.

¿Qué piden?

—Sobre todo, incidir en el reciclaje y en la prevención, y mejorar la recogida selectiva en origen. Y la coordinación institucional; a la hora de lanzar diferentes medidas es importantísimo saber qué está haciendo cada uno y cómo lo podemos hacer de manera conjunta. Porque cada municipio tiene su realidad y una medida puede que funcione en uno, pero no en otro. Hay que estar coordinados.

¿Sigue arrastrando el primer sector el impacto de la crisis del covid?

—Ya venía tocado antes de la pandemia de covid y la invasión de Ucrania ha agravado todavía más la situación por el incremento del precio de la energía, la falta de abastecimiento de piensos… Tenemos un firme compromiso con ellos: lanzamos una línea de ayudas bajo el paraguas del covid de 1,1 millones de euros, de los que se van a beneficiar unas 440 explotaciones.

El diputado general, Unai Rementeria, avanzó en abril un plan de choque de 1,5 millones de euros.

—Nos hemos reunido con los diferentes subsectores, pero también con los sindicatos, con Enba, con Lorra… Esperamos tener ese plan para este mes de junio y poder perfilar las diferentes ayudas, que pueden ser directas, como han sido hasta ahora, pero también hay que tener en cuenta que el primer sector, como otros, está en una época de transformación. También veremos qué nos plantean en ese sentido y cómo lo podemos abordar.

¿Hay subsectores más afectados?

—Sí. Sobre todo el de vacuno de carne y leche, y el ovino-caprino, pero también el de las aves de carne, los productores de manzana para sidra, los de sidra… El abanico ha sido muy amplio. El primer sector que tenemos en Bizkaia es familiar y les es difícil competir ante otros que están más globalizados. De ahí la importancia de consumir kilómetro cero y poner en valor el trabajo que hacen.

Han establecido una moratoria en la plantación del eucalipto. ¿Tan crítica era la situación?

—La aparición de la banda marrón provocó que muchos propietarios talaran sus árboles, se hiciera el aprovechamiento y algunos optaran por el eucalipto. No se ha incrementado demasiado la superficie, pero sí veíamos que teníamos que ponerle freno para que no fuera a más. Esta moratoria lo que nos va a permitir es trabajar en la actualización de la norma foral de montes, que es del 94, para adaptarla a las circunstancias y situaciones de los últimos años.

¿Cuál será la superficie máxima?

—El objetivo es que no vaya a más; las 23.000 hectáreas que teníamos antes de la moratoria serían el límite.

Y después de esa moratoria, ¿qué?

—Tenemos que responder a las diferentes necesidades, logrando un equilibrio entre lo económico y la producción; el ocio, que podamos disfrutar de nuestros monte, y la protección del medio ambiente. Para tramitar la moratoria estuvimos con los diferentes agentes –forestalistas, ecologistas…– y contaremos con ellos también para la futura Norma Foral de Montes. Escucharemos y responderemos a lo que podamos.

¿Han valorado las repercusiones económicas para el sector?

—Llevamos ya muchos años con el plan de ayudas al sector forestal, casi cinco millones de euros. El año pasado y este hemos respondido a todas las solicitudes que cumplían los requisitos. Tenemos ese compromiso.

¿Tienen previstas nuevas compras de monte?

—Sí. Hemos adquirido ya unas 350 hectáreas y este año vamos a comprar otras tantas. Se han destinado más de 4 millones de euros, también para la repoblación de esas parcelas.

¿Cómo está la banda marrón?

—De momento parece que controlada, aunque seguimos trabajando para hacerle frente. Vamos a repetir el tratamiento con bioestimulantes del año pasado en 4.000 hectáreas de Arratia porque ha funcionado. Además, estamos viendo cuáles pueden ser las especies no alternativas, sino complementarias al pino radiata. Hay que hacerlo de la mano de la industria porque tiene que haber una transformación hacia esa nueva especie.